Una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Los Ángeles, California y la Universidad de Tel Aviv confirma que la falta de sueño tiene un impacto severo en cómo funciona el cerebro, con consecuencias potencialmente peligrosas en la vida cotidiana. Para el cerebro, no descansar adecuadamente es como excederse bebiendo alcohol.
 
Al parecer no dormir lo suficiente también priva a las neuronas de la capacidad de funcionar adecuadamente. Esto allana el camino para los lapsos cognitivos de cómo percibimos y reaccionamos ante el mundo que nos rodea explicó el líder del trabajo.
 
Los investigadores trabajaron con 12 personas con epilepsia que tenían implantes de electrodos en sus cerebros, con el objetivo de registrar dónde se originaron sus ataques epilépticos en el período previo a la cirugía.
 
Se les entregó una tarea de categorización de imágenes que debían realizar con velocidad. Mientras realizaban esta tarea, los investigadores se centraron en la actividad eléctrica en el lóbulo temporal del cerebro, que se ha asociado con la memoria y el reconocimiento visual.
 
Descubrieron que el insomnio provocaba que la actividad de los cerebros agotados por el cansancio fuese 'somnolienta'. También notaron que las células cerebrales que tardaban más tiempo en responder estaban asociadas a ondas cerebrales más lentas, como las que normalmente se registran durante las fases del sueño, y que esta actividad a cámara lenta se ubicaba en las mismas regiones del cerebro.
 
Los investigadores afirmaron que el sueño inadecuado ejerce una influencia similar en nuestro cerebro a beber demasiado. Sin embargo, no existen estándares legales o médicos para identificar a los conductores cansados en la carretera de la misma manera que atacamos a los conductores ebrios.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario