Esta mañana se realizó una audiencia judicial por el asesinato de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche de Villa Gesell. La misma estuvo encabezada por el juez David Mancinelli y algunos rugbiers imputados en la causa.

“No quisimos matarlo”, dijo Blas Cinalli de 18 años mientras otros lloraban. Estas palabras no cuentan como una declaración formal y por ahora lo único que queda en la causa es una abstención por parte de los jóvenes.

Mañana se conocerá la resolución del juez, a quien le solicitaron la prisión preventiva para 8 de los 10 acusados. También hay un pedido de domiciliaria. Los otros dos ya fueron liberados pero siguen vinculados a la investigación.

La audiencia tuvo lugar en el juzgado de Villa Gesell, a donde los jóvenes llegaron en un micro del Servicio Penitenciario Bonaerense y custodiado por patrullas. Mucha gente se apostó en el lugar para insultarlos.

Los imputados que estuvieron ante el juez fueron Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), acusados de ser "coautores" del crimen, y Cinalli,Luciano (18) y Lucas Pertossi (18), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20),y Ayrton Viollaz (20), considerados por la fiscal como "participes necesarios".

Para la audiencia no fue necesaria la presencia de Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, quienes fueron liberados por falta de pruebas el pasado lunes, aunque siguen vinculados a la causa.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario