El precio de la carne roja es unos de los más afectados por la inflación: el último año ha aumentado casi un 100%, de acuerdo con datos de una cadena de carnicerías de la región. Estas subas están forzando un cambio en la dieta de los jujeños, en búsqueda de opciones más económicas. Pero pueden ser una excelente oportunidad para adoptar una dieta más saludable.

En diálogo con TodoJujuy.com, la nutricionista Belén Rodríguez Lauandos explica de qué manera se puede reemplazar la carne roja por otros alimentos sin perder nutrientes e incluso, reduciendo riesgos de enfermedades que provoca una dieta donde predomina la carne.

Te puede interesar: Carne: aseguran que la semana que viene subirá entre un 10% y un 15%

“El primer objetivo de consumir carne roja es incorporar proteína animal - explica -. Por eso, si la persona no desea eliminar la carne por elección sino motivada por una cuestión económica, buenas opciones para reemplazarla son pollo, pescado, huevos o queso”.

En ese sentido, señala que el pescado es la opción más saludable de carnes y recomienda los de mar, como el salmón, la merluza o el atún, ya que son menos grasos que los de río. “El pescado es mucho más saludable que la carne, especialmente porque contiene ácidos grasos Omega 6 y 3, que son esenciales para el organismo”, comenta Rodríguez Lauandos. Debido a la distancia que tiene nuestra provincia con el mar, recomienda el consumo de atún al agua en lata, previo enjuague con agua para eliminar los conservantes que pueda tener.

“Otra opción para obtener nutrientes en reemplazo de la carne son las legumbres. Otorgan hierro, minerales y vitaminas, pero también fibra”, destaca la nutricionista y agrega que este grupo de alimentos no solo brinda nutrientes sino que ayuda a evitar enfermedades metabólicas como el colesterol, los triglicéridos o el hígado graso. Enfermedades cuya predisposición aumenta con el consumo de carne y el sedentarismo.

Además de sus muchos beneficios nutricionales, las legumbres son mucho más económicas y rendidoras que las carnes. Y, señala Rodríguez Lauandos, “combinadas con vegetales de hojas verdes, como espinaca o acelga, o con coles, como el brócoli, y con cereales, forman un plato totalmente nutritivo”.

Una tercera opción para reemplazar la carne sin perder nutrientes son los cereales como la quinoa, que no solo es muy rica nutricionalmente, porque aporta proteína y vitaminas, sino que al ser un producto natural de nuestra región, podemos conseguirlo fácilmente y sin conservantes. Combinada con vegetales y un huevo, se consigue un plato saludable y completo.

La creatividad a la hora de cocinar también ayuda. Rodríguez Lauandos menciona que incluir legumbres en la alimentación no solo se trata de hacer guisos, sino que se pueden agregar a ensaladas o hacer hamburguesas, entre otras opciones. Para consumir legumbres, se recomienda dejarlas en remojo previo lento, de unas 12 horas, y después hervirlas durante 20 minutos, ya que de esta manera no dificultan la digestión.


“Un plato de lentejas y vegetales con un huevo - si es que la persona no tiene problema en incorporar alimentos de origen animal - es perfecto nutricionalmente”, comenta la nutricionista.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario