La inclusión es necesaria para tener un mundo más equitativo y respetuoso, y beneficia a todas las personas, independientemente de sus características, sin etiquetar ni excluir. En Guadalajara, Jalisco-México, se ha dado un gran paso para lograr que todos sean aceptados tal y como son.

El proyecto Córdica 21 es una institución sin fines de lucro, lleva más de 10 años ayudando a personas con síndrome de Down. Se llama Córdica porque es un acrónimo de las palabras que integran su nombre: Constancia, Respeto, Disciplina, Cariño, y el número 21 porque es la causa principal del síndrome, ya que por factores genéticos presenta un cromosoma extra en el par 21.

Para demostrar que las personas que viven esta condición, pueden tener una vida normal como las demás, Córdica 21 ha inaugurado una cafetería atendida por jóvenes con síndrome de Down, bajo la tutela de la directora de la asociación, Laura Ruiz. “Son personas con dignidad y derechos, mientras más independientes sean es mejor para su familia y para ellos”, explicó Ruiz.

Embed

En el lugar colaboran 10 adultos con síndrome de Down y dos capacitadores. El espacio es reducido, por lo cual se rotan cada dos horas para quedar solo dos personas al frente. La cafetería forma parte de la escuela y liga de futbol que llevan el mismo nombre. Por el momento participan únicamente alumnos del colegio.

Córdica 21 capacita a sus estudiantes para recibir a las personas, entregar bebidas frías y apoyar en la limpieza, aunque también cuentan con bebidas calientes y postres hechos por ellos mismos. Los alumnos reciben gratificaciones simbólicas y propinas repartidas.

Embed

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario