Ciencia.. 

Elon Musk, desde SpaceX, inició otra prueba con el megacohete Starship

Se realizó el lanzamiento de la cuarta nave experimental que tiene como objetivo alcanzar el espacio y posteriormente amerizar en el océano.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

El líder de SpaceX, Elon Musk, anunció en su plataforma digital X que “la nave espacial está lista para volar”, un día antes de la autorización final de la FAA para el cuarto vuelo de prueba del imponente Starship, la mayor nave espacial construida por la humanidad.

Después de recibir la aprobación para volar por parte de la autoridad aeronáutica, SpaceX reveló que el vuelo de prueba Starship Flight 4 partió hoy desde la base espacial Starbase en Boca Chica, Texas.

El cohete de 122 metros de largo, está listo para ser lanzado en una nueva prueba de vuelo sin tripulantes.

“La FAA ha aprobado una autorización de licencia para el vuelo 4 de SpaceX Starship”, comunicaron oficiales de la FAA. SpaceX ha cumplido con “todos los requisitos de seguridad y otros requisitos de licencia para este vuelo de prueba”, fue el comunicado formal que autorizó el cuarto intento de alcanzar el espacio y regresar a la Tierra sin sufrir daños.

Tal como indica su denominación, la misión Starship Flight 4 de SpaceX representa el cuarto ensayo en vuelo del sistema de lanzamiento compuesto por la nave principal Starship y el propulsor principal y primera etapa Super Heavy de la empresa, los cuales operan de forma conjunta. Una vez ensamblados en su totalidad, alcanzan una altura de 122 metros, conformando así el cohete más imponente y poderoso del planeta, equipado con los 33 motores Raptor de su primera etapa.

Hasta el momento, el cohete más alto registrado era el Saturno V utilizado en las misiones Apolo, con una altura de 110,6 metros. “Debido a su tamaño y capacidad para llevar instrumentos científicos incluso al espacio profundo, Starship permitirá una clase completamente nueva de misiones científicas”, comentó Musk en su cuenta de X, meses atrás.

Este lanzamiento, que incluye un sistema de despegue de carga ultrapesada completamente reutilizable para misiones a la Luna, Marte y más allá, será observado atentamente no solo por los líderes de SpaceX. El programa Artemis de la NASA, por ejemplo, ha designado a Starship como el módulo de aterrizaje para transportar a los astronautas Artemis 3 al polo sur de la Luna en 2026.

El 14 de marzo SpaceX lanzó por tercera vez Starship desde Boca Chica, Texas.

Antes de que Starship pueda emprender su viaje hacia nuestra luna, SpaceX debe confirmar que este reluciente cohete de acero inoxidable sea capaz de llegar a la órbita terrestre y regresar a tierra de manera segura.

Hasta el momento, la empresa aeroespacial ha llevado a cabo tres pruebas de vuelo: un estreno infructuoso de apenas 4 minutos en abril de 2023 que causó daños a la plataforma de lanzamiento de SpaceX y al cohete; un segundo intento en noviembre de ese mismo año que tampoco logró alcanzar el espacio después de 8 minutos de vuelo; y el más reciente lanzamiento del Starship Flight 3 el 14 de marzo de este año, que marcó el primer viaje al espacio antes de que tanto la nave como su propulsor Super Heavy se perdieran sin poder realizar un aterrizaje exitoso.

Tras cada ensayo de lanzamiento de Starship, la FAA realizó exhaustivas investigaciones sobre las deficiencias, las cuales demandaron un considerable lapso de tiempo, y proporcionó recomendaciones que SpaceX debió atender antes de cada subsiguiente intento de lanzamiento. Para el vuelo 4 de Starship, SpaceX y la FAA consensuaron adoptar un método alternativo.

Comparación de Starship con los grandes cohetes lanzados.

“Como parte de su solicitud de modificación de licencia, SpaceX propuso tres escenarios relacionados con la entrada de Starship que no requerirían una investigación en caso de pérdida del vehículo. La FAA aprobó los escenarios como excepciones de daños inducidos por pruebas después de evaluarlos como parte de los análisis de seguridad y peligros de vuelo y confirmaron que cumplieron con los requisitos de seguridad pública”, dijeron funcionarios de la FAA en el comunicado.

Si ocurre una anomalía diferente con el vehículo Starship, se puede justificar una investigación, así como si ocurre una anomalía con el cohete propulsor Super Heavy”, anticipó. Ese acuerdo sugiere que SpaceX ha identificado tres formas probables en las que su Starship o Super Heavy podrían fallar (como la pérdida durante el reingreso) que la compañía y la FAA acordaron que no necesitarían una investigación prolongada.

Los tres panoramas no parecían estar descritos en detalle en el documento de aprobación de lanzamiento de la FAA, que consta de seis páginas.

Miles de fanáticos serán testigos presenciales del nuevo despegue.

Para el Vuelo 4, SpaceX tiene la intención de hacer volar su Starship y su propulsor Super Heavy en una ruta similar a la de su prueba del Vuelo 3, un vuelo que lanzaría el vehículo Starship a una velocidad orbital para luego reintegrarse en la atmósfera sobre el Océano Índico. Simultáneamente, se prevé que el propulsor Super Heavy regrese hacia el sur de Texas y realice un “aterrizaje” controlado en el Golfo de México.

“La cuarta prueba de vuelo cambia nuestro enfoque de alcanzar la órbita a demostrar la capacidad de regresar y reutilizar Starship y Super Heavy. Los objetivos principales serán ejecutar un aterrizaje y un suave aterrizaje en el Golfo de México con el propulsor Super Heavy, y logrando una entrada controlada de Starship”, escribió SpaceX en X.

Elon Musk busca que sea reutilizable

El magnate empresarial Elon Musk, a través de su compañía de exploración espacial SpaceX, ha desarrollado el sistema de lanzamiento Starship con la visión de hacerlo completamente reutilizable. Esta ambiciosa iniciativa tiene como objetivo facilitar la exploración del espacio profundo, incluyendo misiones hacia la Luna y Marte, además de llevar a cabo lanzamientos de cargas pesadas y, en un futuro cercano, ofrecer viajes turísticos al espacio.

La NASA busca con la nave Starship llegar a la órbita lunar en 2026 y descender luego en su superficie.

Starship, además de ser colosal en su dimensión, tiene como objetivo principal lograr la total reutilización. Mientras que en la actualidad la primera etapa del cohete Falcon 9 es la única parte que retorna a la tierra tras cada lanzamiento, con la finalidad de ser reutilizada, esto no aplica para su propulsor.

La capacidad de realizar múltiples vuelos con ambas etapas de Starship posibilitará lanzamientos más frecuentes y económicos, una necesidad crucial para los planes de "colonización" de Marte, según Musk.

Sumate al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com

Recibí las noticias en tu celular sumándote al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com. Ingresá al siguiente enlace: https://whatsapp.com/channel/0029VaQ05Jk6BIErMlCL0v0j

Si querés, podés activar las notificaciones.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: