Marco Trungellitti tuvo un domingo de película. Luego de haber caído en la última ronda de la clasificación para entrar al cuadro principal de Roland Garros, el argentino tuvo que realizar un viaje relámpago desde Barcelona, donde se encontraba entrenando, a París para poder jugar el segundo Grand Slam del año como Lucky Loser.

La baja del australiano Nick Kyrgios fue uno de los detonantes que le permitió al santiagueño ingresar al main draw como octavo entre los perdedores de la qualy. Sin embargo, el indio Prajnesh Gunneswarantambién jugó un papel fundamental en esta historia, ya que él debía ocupar el lugar del albiceleste pero se fue a jugar el Challenger de Venecia.

Con este panorama, Trungelliti viajó 1.000 kilómetros en auto desde Barcelona, donde reside, a París durante más de 9 horas. El límite que tenía para llegar a firmar la planilla de Roland Garros era hasta este lunes a las 10 de la mañana en Francia, para debutar a las 11 contra el australiano Bernard Tomic.

Solamente por debutar, el argentino ganará 20.000 euros, pero deberá compartir la mitad con Kyrgios, quien debía ocupar su lugar en el cuadro principal del segundo Grand Slam del año.

FUENTE: Radio Mitre
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario