Independiente volvió al triunfo este sábado en Avellaneda nada menos que frente a River, otro grande de opaco presente en la Superliga. Fue por 1-0 gracias a una ráfaga de decisión en el segundo tiempo, después de un primero sin sobresaltos.

La imagen de ese período inicial fue la insólita expulsión de Germán Lux, quien salió a cortar un pelotazo asediado por Lucas Albertengo y contuvo la pelota (muy) fuera del área. Así, desde los 18 minutos, en la visita atajó Enrique Bologna el conjunto de Ariel Holan tuvo un hombre más, pero le costaba aprovecharlo.

En el complemento, los ánimos comenzaron a agitarse a partir de los 20 mintos, cuando Fernando Amorebieta, que estaba amonestado, le dio un alevoso manotazo a la pelota. Enseguida, Gonzalo Martínez pegó un disparo desde afuera en el travesaño y el ingresado Ezequiel Barco respondió con un tiro libre que exigió a Enrique Bologna y un mano a mano que definió afuera.

Hasta que, a los 36, Juan Sánchez Miño se escapó por la izquierda y Nicolás Domingo definió bajo y a la derecha de Bologna para cumplir la famosa Ley del Ex.

Y no hubo lugar para más. El Rojo se encaminó a un triunfo que lo empuja hacia una semana clave en la que iniciará las semifinales de Copa Sudamericana ante Libertad y deberá visitar a Racing por el torneo local. Del otro lado, los de Marcelo Gallardo siguen sin hacer pie y se aferran a su gesta en la Copa Argentina.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario