Un nuevo episodio de violencia en el fútbol se vivió durante la 7° fecha del Torneo Federal Regional Amateur. El partido disputado entre Güemes y Central Córdoba de Frías terminó en escándalo luego de que el árbitro José Silva Castaño sancionara un penal sobre el final del encuentro y los jugadores del equipo local reaccionaran de manera indebida.

La pena máxima fue cobrada por el juez en los últimos minutos y aprovechada por Luis Leguizamón, de Güemes, que pateó y convirtió para su equipo. Luego, tras el pitazo final, jugadores e integrantes del cuerpo técnico de Central ingresaron al campo de juego con intenciones de agredir físicamente al árbitro.

Ante la amenaza, el juez tuvo que ser escoltado por efectivos de la policía, que igualmente no pudieron evitar que reciba numerosos golpes. Por las agresiones, Silva Castaño y sus colaboradores tuvieron que abandonar el campo de juego a las corridas mientras esquivaban los golpes de los jugadores. ¡Lamentable!

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados