No fue el mejor debut para Marcelo Herrera. Es cierto que no tuvo demasiado tiempo de trabajo y que exigirle rendimiento y resultado era apresurado, pero las urgencias que tiene Gimnasia no dan lugar a esperas. La derrota por 1 a 0 contra Platense en Vicente López no permite algo de respiro en la lucha por mantener la categoría.

Gimnasia no pudo nunca encontrar el juego. Bailone quedó muy aislado arriba y el equipo no tenía fútbol. Platense, con ganas y movilidad complicó, pero sin crear peligro. El árbitro le inventó un penal al local por una mano sin intención de Sánchez, pero De Giorgi le ahogó el grito a Tarragona.

Para completar una noche para el olvido hubo dos cortes de luz que obligaron a suspender transitoriamente el partido. En el caso del primero, fueron 30 minutos. Hubo otro corte en el entretiempo que demoró el comienzo de los últimos 45 minutos.

Cuando se reanudó, Platense golpeó de entrada. Tarragona definió cruzado luego de un desborde por derecha y todo se complicó. Aun más cuando Leonardo Ferreyra vio la segunda amarilla y dejó al equipo con diez. Herrera intentó cambios y darle otra frescura al ataque, pero no consiguió ni siquiera inquietar el arco rival.

Así se fue el partido, con un local conforme por los tres puntos y un lobo impotente y sin respuestas. La buena noticia es que también perdió Santamarina, con quien parece ser la lucha por evitar el descenso.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario