Tener a un deportista argentino en lo más alto del ránking no es algo que se dé todos los días. Y más si de tenis se trata. Desde el lunes, el junior Sebastián Báez se convertirá en el monarca del escalafón de la ITF con su reciente acceso a la final del torneo B1 que se disputa en San Pablo.

Báez, formado por José Luis Clerc y actualmente entrenado por Sebastián Gutiérrez -parte del equipo de desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis-, ha conseguido grandes resultados en lo que va de su promisoria carrera.

Su nombre no es nuevo en el mundo del tenis. Con apenas 14 años, en 2015, conquistó sin ceder sets el prestigioso torneo que se disputa en Estados Unidos, el Orange Bowl, certamen que supieron ganar Juan Martín Del Potro, Roger Federer, Kei Nishikori y Andy Murray.

En 2016, además, junto a sus compañeros Thiago Tirante (27°) y Tomás Descarrega alcanzó el tercer lugar del podio en la Copa Davis Junior disputada en Budapest.

En lo que respecta a este año, Báez, de 17 años, cayó en segunda ronda del Abierto de Australia. Desde allí, lleva 23 partidos ganados de manera consecutiva entre singles y dobles, racha que le valió para ganar el G1 de Porto Alegre (la ex Copa Gerdau) la semana pasada.

A partir del lunes, Báez desplazará de la cima del ránking al estadounidense Sebastian Korda, casualmente el campeón en tierras oceánicas a comienzos de este año.

De esta manera, Báez se una a la lista exclusiva integrada por jugadores de la talla de Mariano Zabaleta (1995), Federico Browne (1994), Brian Dabul (2001) y Axel Geller, quien lo logró la temporada pasada. Por el lado de las damas, alcanzaron la cima del escalafón Gabriela Sabatini (1984), Patricia Tarabini (1986), Cristina Tessi (1988), Florencia Labat (1989) y María Emilia Salerni (2000).

Fuente: Clarín

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario