Uno de los tantos episodios imborrables de la Selección Argentina es aquella tarde-noche lluviosa en el Monumental, contra Perú. El conjunto albiceleste empataba 1-1, faltaban segundos para que el encuentro finalice y sus chances de clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010 se complicaban seriamente.

Justo en ese momento apareció Martín Palermo por detrás de todos, empujó la pelota al fondo del arco, e hizo renacer las posibilidades de clasificar a la Copa del Mundo.

La felicidad de Diego Maradona, entrenador de la Selección en aquel entonces, fue tal que realizó una celebración que quedó grabada a fuego en la memoria de todos: el 10 tomó carrera y se arrojó de panza en un campo de juego que a esa altura tenía mucha agua acumulada.

Casi nueve años más tarde, Maradona volvió a emular aquella celebración. Esta vez el contexto fue totalmente diferente. Luego de finalizada la práctica de Dorados, Diego corrió unos metros y se tiró como aquella noche en el Monumental.

“Final del entrenamiento de hoy en Dorados. Si esto no es meterse en el barro…”, escribió Maradona como descripción del video del momento que publicó en su cuenta de Instagram.

FUENTE: TyC Sports
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario