El egipcio Mohamed Salah, que se tuvo que retirar lesionado en un hombro de la final de la Liga de Campeones ante el Real Madrid, aseguró que es "un luchador" y que confía en que estará en el Mundial de Rusia 2018 con su selección.

El crack del Liverpool, que se retiró del estadio Olímpico de Kiev llorando con el hombro izquierdo maltrecho tras caer en mala posición en un forcejeo con Sergio Ramos, admitió en un mensaje publicado en su cuenta oficial de twitter que había sido "una noche muy dura".

Embed

"Pero soy un luchador. Pese a todo confío en que estaré en Rusia para hacerlos sentirse orgullosos", indicó a los seguidores egipcios, que, en el momento de la lesión y la salida del jugador del campo, temieron que su gran estrella no iba a estar en el Mundial.

"Su cariño y apoyo me dará la fuerza que necesito", apuntó la gran figura de los 'faraones' que dirige el argentino Héctor Cúper

La situación de Salah generó En Egipto una mezcla de preocupación y de furia contra Sergio Ramos, a quien señalaron por su presunta mala fe en la acción que derivó en la salida de Salah del campo de juego.

A apenas 18 días del Mundial, Egipto deposita buena parte de sus esperanzas en lo que pueda realizar su gran estrella. El seleccionado comparte el grupo A con Uruguay, el local Rusia y Arabia Saudita -seleccionado que conduce otro argentino, Juan Antonio Pizzi.

Parte del sueño de Egipto es conseguir su primera victoria en Copas del Mundo. Participó hasta ahora apenas en 1934, en Italia, donde cayó 4-2 ante Hungría, y luego en 1990, donde finalizó último en su grupo con dos empates (1-1 con Holanda y 0-0 frente a Irlanda) y una caída (1-0 con Inglaterra).

FUENTE: Clarín
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario