EL CREATIVO QUE SE HACE CARGO

La ofensiva de Bélgica no se reduce a un jugador, pero sí se puede encontrar en Eden Hazard el pie, o mejor dicho, el cerebro que sabe cuándo hay que tomarse un tiempo, cuándo hay que acelerar y cuándo hay que jugársela por sí mismo. Contra Brasil, cuando Neymar y compañía no paraban de atacarlos, generó tres o cuatro infracciones controlando la pelota por las bandas, bajándole el ritmo a la ansiedad rival. El más creativo de todos los que estarán este martes en la cancha es este crack del Chelsea

MANUAL DE LA CONTRA

Tener juego o no tenerlo es una decisión que se acompaña con los pies que se cuentan para llevarlo a cabo. Bélgica, pre y post Martínez como entrenador, hizo un culto del juego a pesar de muchas veces apostar a cierta verticalidad. Mostró tantas variantes ofensivas como al tirarle por la cabeza el manual a los japoneses cómo se hace un contragolpe y dejarlos afuera del Mundial.

Bélgica

GOLEADOR GUAPO

No se puede medir exactamente cuánto pesó el trabajo de Henry para ver a este Romelo Lukaku avasallante, guapo, definidor de jugadas y creador también de sus propias situaciones. No es casualidad que Bélgica sea el equipo más goleador del torneo con 15 goles en cinco partidos. La actitud del equipo de ir siempre al frente y la capacidad goleadora del delantero del Manchester United son un combo de temer.

LA MURALLA

Thibaut Courtois no es un arquero más, es el mejor del mundo. Si bien Lloris tiene su peso en Francia, la influencia del Uno del Chelsea en Bélgica es sencillamente determinante. Es cierto que le hicieron cinco goles en la Copa, pero ¿cuántos salvó? Brasil se hubiera quedado con el partido si no aparecía esta muralla de 1,98 metros para tapar las imposibles. Un distinto que contra Japón, cuando ya no había tiempo, al descolgar un centro no se quedó tirado en el piso sino que motivó la mejor contra del Mundial.

Bélgica

LA IMPORTANCIA DEL PASE

No se puede negar que en la defensa ha mostrado debilidades, pero en el medio hay un atributo que pocos equipos en el mundo tienen. Todos pelean por lograrlo pero pocos lo consiguen: es esa combinación de buen pase con el pase productivo. Kevin De Bruyne y Witsel, por nombrar a los emblemas, le hicieron una actualización al juego de la posesión. ¿Quién dijo que había que hacerla 100 veces hacia los costados antes de romper una línea?

FUENTE: Olé.com
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario