Rafael Nadal nunca había perdido una semifinal de Roland Garros. Y esta vez no fue la excepción. Ni siquiera el gran Roger Federer pudo con él y su gran tenis sobre esa superficie y no tuvo problemas para acceder nuevamente a una final en Francia.

El español barrió al suizo por un contundente 6-3, 6-4 y 6-2. Su superioridad se fue acrecentando con el correr del juego y fue desmoralizando al ex número 1 del mundo, que no pudo ni con la precisión ni con la potencia de Nadal.

El español es el máximo ganador e invicto en finales del Abierto de Francia. Ahora deberá espera el duelo por Djokovic y Thiem que definirá al otro finalista, aunque la candidatura del español parece ser inamovible.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario