Tras lograr el tercer puesto en el Mundial de Clubes, el plantel de River regresó a la Argentina y, tras aterrizar en Ezeiza, tuvo su fiesta en el estadio Monumental, junto a sus hinchas, los que pudieron viajar a Madrid y los que no, para celebrar la obtención de la Copa Libertadores de América, ganada el pasado 9 de diciembre en aquella final disputada ante Boca Juniors en el Santiago Bernabéu.

Embed

Con alfombra roja, con lluvia de ovaciones, con vuelta olímpica a bordo del micro descapotable por la pista de atletismo de un Monumental repleto. Y, lógico, con cargadas al clásico adversario, víctima en la definición que había quedado trunca el 24 de noviembre. Una comunión rojiblanca, la coronación perfecta para un título que para River tuvo todos los condimentos.

La fiesta de River
La fiesta de River

"Gracias por haber esperado, le devolvimos la Copa a casa", dijo Ponzio. "Esto no tiene precio, va a quedar en la historia", agregó Pity Martínez, mientras el "un minuto de silencio" interrumpió su conmovedora alocución.

"Gracias por estar acá. Gracias por sostenernos, por aguantarnos, por alentarnos, por el amor recibido todos estos años. Es una gran emoción sentir lo que siento yo en este momento, es una gran emoción compartir con este equipo de jugadores, grandísimos jugadores y personas. Agradecer a todo mi cuerpo técnico y auxiliares, a todos los que trabajan día y noche para poder ser mejor; a la dirigencia por haber confiado en mí, a su presidente, Rodolfo D'Onofrio, a Enzo Francescoli, por haber confiado en mí", fue el inicio del discurso de Gallardo, el único que logró captar la atención plena de todo el Monumental

La fiesta de River
La fiesta de River

"Hace tres años, cuando ganamos la Libertadores 2015, fue un sueño hecho realidad, y me acuerdo de las palabras cuando me dieron la oportunidad de expresarme y les dije de corazón a los hinchas, que íbamos por más, ¿se acuerdan? No solamente fuimos por más, sino que ganamos la final más soñada del mundo. Y va a quedar eterna, para siempre, en nuestros corazones, ¡gracias!", encendió la mecha de la explosión.

Los fuegos artificiales acompañaron la vuelta olímpica, en el micro descapotable especialmente acondicionado para la ocasión. "River campeón, el más g4ande de la historia", rezaba el ploteo.

La fiesta de River

También hubo lugar para la recreación del 3-1 de Gonzalo Martínez a Boca, el de la corrida solitaria, ya sin la resistencia de Esteban Andrada. Goycochea efectuó el rechazo que disparó la carrera por el carril iluminado, aunque hay que decir que no resultó fidedigna: una horda de niños acompañó al Pity en el sprint, y uno de ellos le "robó" la pelota y definió. De todos modos, el ex Huracán se acercó a la red y lo gritó, junto a su hija, junto a la preciada Libertadores.

El cierre de la jornada fue con más fuegos artificiales. Y un revival de la vuelta olímpica, esta vez no motorizada, a pie, para que los futbolistas se llevaran la última oleada de agradecimiento a las vacaciones. La mejor motivación para un 2019 difícil de repetir para River; pero con Gallardo en el banco de suplentes y un plantel curtido en desafíos, siempre posible

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados