Jujuy supo tener varios jugadores en la elite del fútbol argentino. Sin ir más lejos, en los años 90, varios de los futbolistas nacidos en la provincia brillaron a nivel nacional y fueron protagonistas de una década especial, para algunos la última donde la mayoría de las figuras jugaban en el país.

El gran estandarte de esas presencias con sello norteño fue Ariel Ortega, el oriundo de Libertador que brilló en River y la Selección y se convirtió en una enorme figura del fútbol sudamericano, a tal punto que llegó a jugar mundiales y ser trasferido a Europa.

Otro gran nombre, producto además del futbol local, fue Marcelo Herrera. El volante, hoy técnico de Gimnasia, jugó en el lobo jujeño y en Gimnasia y Tiro de Salta hasta desembarcar en el multicampeón Vélez de Carlos Bianchi. El también oriundo de Libertador, Marcos Gutiérrez, también fue una figura destacada en Huracán que lo llevó a ser considerado de los mejores arqueros de esos años.

Te puede interesar: Un jujeño será nuevo refuerzo de Defensa y Justicia

A esos nombres se sumaron otros no menos importantes y que tuvieron un valor agregado por el contexto. Mario Lobo fue uno de esos. Su enorme presente en Gimnasia, al cual llevó a primera varios años, le valió el reconocimiento del mundo del fútbol grande. En esos planteles estuvieron otros comprovincianos como Manuel Guerrero y Daniel Juárez. En los años 2000, con el ascenso del equipo de Gómez, también hubo jujeños en la máxima categoría como Gustavo Coronel, clave en el ascenso del 2005.

Hoy la historia parece ser otra. De la última Superliga participaron casi 900 jugadores en los 26 planteles, pero solo uno era jujeño: Marcelo Herrera, el defensor de 27 años oriundo de Ledesma, que se inició en Lanús, pasó por Talleres, Olimpo de Bahía Blanca y Belgrano y que ahora jugará para Defensa y Justicia.

Marcelo Herrera

Los datos aportados por el diario Clarín, arrojan que de todos los jugadores que jugaron la Superliga, el 85 % nacieron en la zona central del país, desde el sur de la Mesopotamia, pasando por la Pampa húmeda, hasta la región cuyana. Todas las provincias están representadas, pero solo tres en su mínima expresión, y una de ellas es Jujuy. Las otras dos con un solo representante son Santa Cruz con Leonardo Gil, de Río Gallegos y Chubut con Mauricio Toni, de Comodoro Rivadavia.

La Ciudad de Buenos Aires es la que tiene más representantes en el fútbol nacional, con 89 jugadores. Hay 44 rosarinos, 30 nacidos en la ciudad de Córdoba, 25 en Santa Fe capital y 13 en Paraná y en la ciudad de Mendoza. Es decir, siempre la capital de la provincia es la que tiene más representantes, a excepción de Santa Fe, que queda relegada por Rosario, uno de los grandes semilleros del país.

Una ciudad del Interior que se destaca sobre el resto es Concordia, Entre Ríos, la segunda más pobre del país. Nueve jugadores de la Superliga nacieron allí y cuatro de ellos integraron el plantel de Gimnasia La Plata. Y sobresale el club Salto Grande, con seis jugadores que se formaron en sus formativas e Inferiores: Marcos Senesi (San Lorenzo), Lucas Robertone (Vélez), Leonardo Godoy (Talleres), Agustín y Erik Ramírez y Germán Guiffrey (Gimnasia). Un porcentaje altísimo para un club que nunca participó de un torneo de Primera División.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados