San Lorenzo ganó y se acerca a Boca

Como visitante se llevó la victoria por 2-0 ante Temperley y se ilusiona en el campeonato.

Con tantos de Gabriel Gudiño a los 13 minutos y Ezequiel Cerutti a los 76 el conjunto de Boedo sumó su segunda victoria consecutiva y con 15 puntos se ubica segundo en el torneo por debajo del invicto Boca que suma 18.

San Lorenzo sufrió en defensa, sobre todo en los envíos aéreos, y si pudo ampliar la racha positiva de Claudia Biaggio como entrenador fue por las oportunas tapadas de Nicolás Navarro, su figura junto a Belluschi, y la falta de puntería de un Temperley que sigue hundido en la zona de descenso.

A San Lorenzo le costó y mucho generar peligro en el arco local. Fernando Belluschi se movió libre por todo el frente de ataque y fue el más claro de su equipo, pero únicamente Gudiño, en el primer cuarto de hora, supo interpretarlo.

El ex volante de Atlético de Rafaela fue el responsable principal de que su equipo se marchará al descanso en desventaja, tras capitalizar un grosero error en la salida de Marcos Figueroa y definir con calidad ante la salida de Josué Ayala a los 12.

Al menos cuatro ocasiones tuvo el local para conseguir su gol, la última un contragolpe en el que Víctor Figueroa (se lesionó y al ser reemplazado quiso ir directamente hacia el vestuario) tardó una eternidad en definir y propicio la recuperación de la defensa. En el complemento, San Lorenzo siguió lejos de mostrar su mejor versión, y a medida que decreció la gravitación de Belluschi, se acentuó la importancia de Navarro, quien en el primer tiempo se había lucido con una salvada ante Ezequiel Montagna.

El arquero visitante evitó el empate a los 24 en un mano a mano ante un Ramiro Costa, quien venía de desperdiciar otra situación favorable tres minutos antes, y a los 25 volvió a intervenir para abortar providencialmente un toque en el corazón del área de Villasanti.

No fue sino a través de un nuevo grave error defensivo de Temperley que San Lorenzo pudo liquidar el partido. A los 31, Marcos Pinto quiso dejar salir la pelota por el fondo del campo, pero Nicolás Blandi se la robó y la metió al medio para el ingreso de Cerutti, quien no desaprovechó la oportunidad y venció a Ayala.

El local, que profundizó sus profundas carencias ofensivas, se cayó anímicamente, y el triunfo de San Lorenzo dejó de correr peligro.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: