San Lorenzo a octavos: le ganó sobre la hora 2-1 al Flamengo y se clasificó a la próxima fase como líder del grupo 4. El Fla fue eliminado porque el Paranaense venció a la Católico y entró en el segundo puesto. Terrible.

Se lo podrá calificar de milagro o de hazaña, pero lo cierto es que después de sufrir durante 88 minutos, llegó el desahogo: ¡San Lorenzo está en los octavos de final de la Copa Libertadores! En un minuto, con ese gol de Fernando Belluschi, el Ciclón pasó de quedar eliminado a clasificarse en el primer puesto tras vencer al Flamengo 2-1. Y el Fla, que llegaba a este partido como líder, quedó out por el triunfo del Paranaense ante la Católica.

El Santo juega con una ayuda divina. Esta clasificación se dio casi idéntica a la del 2014 (cuando el Ciclón ganó la Copa): la tabla se iba acomodando minuto a minuto. Cambiaba por lo que pasaba en Boedo y en Santiago. Pero el final de la película fue el mejor que San Lorenzo podía desear.

Al equipo de Aguirre le faltó juego. Le faltó peligro, le faltó claridad. Pero compensó con garra, con actitud, yendo aunque las cosas no salieran como se pretendía. Y llegó el gol del Fla. Y los goles en Chile. Y todo cambiaba en el gol a gol. El Ciclón, metido en lo suyo, sabiendo y ya obligado a ganar, nunca bajó los brazos. Aguirre mandó a la cancha a Barrios, y el pibito atrevido, con su desfachatez, asistió a Angeleri y luego a Belluschi.

La clasificación, hasta impensada hace unas semanas, llegó de la mano del triunfo. Y el sueño sigue firme. ¿¡Porque quién le va a decir a este equipo que los milagros no existen!?

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario