Su ex asistente dijo que fue verbalmente abusivo y le asignó “deberes estereotípicamente femeninos”.

Graham Chase Robinson dijo que fue contratara por De Niro en 2008 como su asistente ejecutiva. En ese momento ella tenía 28 años y sostiene que él le hablaba de manera “hostil, abusiva e intimidante” y se refirió a ella como “una perra” y “una mocosa”.

También sostuvo que se quedó “de brazos cruzados” cuando uno de sus amigos le pegó una cachetada. También lo denuncia por acoso y retraso en los sueldos.

En su momento el actor le inició acciones legales también a ella por USD 6 millones y la acusó de malversación de dinero y de mirar a Netflix mientras trabajaba.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario