Jorge es el profe que desde el año 2000 instauró en las 370 viviendas de Alto Comedero una escuela de Futbol Infantil denominada Bochita Juniors.

En un descampado soñaron una cancha y todos los días hacían algo para que ese predio se parezca más a un campo de juego que a un basural como era. El IVJU les otorgó la tenencia precaria, ahora lo escriturarán.

Leer más: El legado de la familia Cruz Tolaba: hace más de 70 años ...

En el año 2008, devoto de la virgen de Rio blanco y Paypaya le pidió por sus alumnitos: que los proteja en la cancha, en los entrenamientos y en sus casas y la promesa incluiría ir todos los 7 de octubre a la peregrinación.

“Desde esa fecha nunca se lesionó ninguno de mis alumnos” relata el profe.

Este año no fue la excepción, dijo presente con su equipo y los padres de sus alumnos con quienes comparten mucho tiempo saludable y de contención.

Te puede interesar: Por 21 años peregrinó descalzo al encomendar la vida de su hija a ...

“Mi escuela de fútbol es educativa más que competitiva, le pedí a la Virgen protección y ayuda para poder proteger y guiar por el buen camino a los niños” concluyó Jorge.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario