El año pasado el Obispado de Jujuy emitió un comunicado donde remarcaba que es “inconveniente y peligroso” le celebración de Halloween, festividad que llegó de Estados Unidos, Irlanda o el Reino Unido, y que se popularizó en el país. En aquel escrito, que tuvo gran repercusión nacional por ser una de las primeras manifestaciones en contra de la iglesia, se fundamenta la negativa a incorporarla a nuestra cultura.

La celebración no coincide con nuestra cultura ni con la fe de nuestro pueblo que mayoritariamente profesa la fe cristiana”, decía aquel comunicado. Cesar Fernández, en comunicación con TodoJujuy.com, ratificó ese pensamiento y subrayó que la tradición foránea no coincide con los valores cristianos.

Cesar Fernández
Cesar Fernández
Cesar Fernández

“Queremos remarcar que esta es una fiesta de origen celta y no tiene que ver con nuestra cultura”, indicó y afirmó que ni los mismos chicos saben porqué se disfrazan y a que están jugando. “Nosotros tenemos tradiciones fuertes, como el día de Todos los Santos y los Fieles Difuntos, que expresan más nuestra cultura”, dijo.

Te puede interesar: La iglesia jujeña contra halloween: "Una fiesta que no es cristiana ni argentina"

Halloween tiene como costumbre central que los niños más pequeños salgan por las noches disfrazados a pedir dulces y cantando. Los mayores suelen acudir a fiestas nocturnas disfrazados de brujas y diablos. Fernández afirmó que “los cristianos creemos en Dios y en su infinita misericordia, mucho más fuerte que el mal en el mundo”, y subrayaba que no es bueno que los niños entren en los caminos del ocultismo y del terror.

Para el obispo hay que revalorizar a los santos y por eso “instamos en las parroquias a que los niños se vistan de santos y ofrezcan estampitas, es lo que queremos instalar”, dijo, aunque resaltó que los que se suman a Halloween “es un grupo minoritario”.

En aquel comunicado del 2017 reafirmado por la iglesia jujeña hoy, aclara que la postura “no quiere ofender a nadie, sino simplemente, ofrecer algunas indicaciones para encaminar nuestras celebraciones por el recto sendero del bien, en especial cuando se trata de los niños”.

Niños en Halloween.jpg

La costumbre de Halloween nace en los pueblos celtas de Irlanda que tenían, la noche del 31 de octubre, un festival conocido como Samhain que significa “fin del verano” y que celebraba el final de la época de cosechas y el comienzo de un nuevo año celta, que coincidía con el solsticio de otoño. Esta fiesta representaba la muerte y renacimiento de su dios, al igual que lo hacían los campos y la naturaleza.

Durante esta noche, se creía que la puerta entre el mundo de los espíritus y el de los vivos quedaba abierta, por lo que los fantasmas de los difuntos vagaban libremente y el poder mágico de los druidas crecía debido a esta conexión con el mundo astral. Era costumbre utilizar nabos llenos de carbón ardiendo como faroles para guiar a los familiares fallecidos y asustar a los espíritus malvados. Además, los niños recogían presentes de todas las casas para ofrecérselos a los dioses y los entregaban a los druidas para que realizaran un ritual sagrado en el que, según parece, los sacrificios humanos y animales eran un elemento muy importante.

La celebración es en la noche del 31 de octubre y se asocia a menudo con los colores naranja, negro y morado. Las actividades típicas de halloween son el famoso “dulce o truco” y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario