La tradición que se celebra un día antes del miércoles de ceniza, se realiza para agradecer a la Madre Tierra por todo lo logrado en el último año. Se chayan todas las cosas nuevas que se han conseguido en un año, por ejemplo un auto, un artefacto eléctrico, una casa nueva, entre otras cosas.

Se trata de pedir la bendición del señor para que el año que viene tengamos más cosas. El procedimiento es muy sencillo: se busca un sahumerio, se lo pone en las brasitas y eso echa humo, se empieza a andar por toda la casa y después se va sahumando cada una de las cosas nuevas adquiridas.

Además del sahumerio, también se echa agua bendita, un poquito de alcohol, alguna bebida alrededor de lo que estamos chayando y después de eso se empieza a cubrir con serpentina, papel picado y talco, que es parte del ritual de carnaval.

Los participantes preparan comida y cavan un hoyo, donde depositan comida, bebidas, hojas de coca, cigarrillos, para darlas las gracias por los frutos conseguidos.

En el norte, comparsas de toda la provincia chayarán sus mojones pidiendo que el carnaval siga su curso sin complicaciones y nuevamente le piden permiso a la pachamama para seguir la celebración.

Con el martes de chaya, se termina el Carnaval Grande. Después del miércoles de ceniza viene el Carnaval Chico, que termina el próximo domingo, el de Tentación, con el entierro del Pujllay, que descansará hasta el año que viene.

Por eso la imagen más vista de hoy será la reunión de familias festejando, con autos adornados y con la alegría que el carnaval trae cada año. Martes de chaya, martes de agradecimientos.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

Con la lesión de Romero, ¿quién debe atajar en el mundial?

Armani
Caballero
Guzmán
ver resultados