Los que más sufren son los usuarios del transporte público, que deben esperar en las primeras horas de la mañana en medio de la oscuridad, que no solo significa un peligro, sino les complica que los colectivos los vean y paren.

“Tenemos que hacerle juego de luces para que nos vean”, decía una madre, que debe acompañar a su hija todos los días para ir a la escuela, temiendo agresiones o robos.

Te puede interesar: Parece una laguna, pero no: es agua estancada en barrio Gendarmería

La zona, donde está un conocido supermercado y una pasarela, es el lugar más afectado. Los vecinos afirman que vienen hace semanas con el reclamo, pero sin éxito. También los vecinos pidieron más iluminación para los parques del barrio, pero tampoco hubo respuestas.

Según los vecinos, la zona está iluminada de noche, pero se corta cuando todavía la oscuridad impera, en las primeras horas del día, y la situación se agrava cuando masivamente se buscan los refugios para el transporte público.

Te puede interesar: Inseguridad en Coronel Arias y Santa Rosa: "Los vecinos estamos hartos de los robos"

Muchos son los mayores que acompañan a sus hijos a tomar el colectivo, pero otros no pueden hacerlo y el peligro aumenta. Aseguran que el apagado de la iluminación debe extenderse algunos minutos más para evitar convertir al lugar en un sitio ideal para los robos y las agresiones.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario