La ingeniera Julia Santapaola, con un doctorado en ciencia y tecnología en gestión alimentaria, dijo que son varios los factores a considerar primero “¿Quién es el que elabora? ¿Dónde hace comida? ¿En qué condiciones? Es importante la cadena de frío de esa comida, son productos frescos que son sensibles a producir contaminación.

Indicó que las enfermedades transmitidas por alimentos son de mayores riesgos dentro de las enfermedades gastrointestinales. “Hay que tener en cuenta que en épocas de verano las temperaturas son altas y favorecen la proliferación de microorganismos” expuso la experta.

Los alimentos pueden desarrollar microorganismo o bacterias “siempre hay que tener consideraciones a la hora de comprar comida en la calle como hace cuánto se elaboraron?”.

Sobre el caso puntual de la venta de pollo en la calle, que habría sido el motivo de la muerte de una niña en Salta, Santapaola explica que cuando llega un vendedor ambulante a armar la parrilla para vender pollo, seguramente se corta la cadena de frío desde las 8 de la mañana hasta que se cocina. “Es probable que haya tenido contaminación en todo ese tiempo que estuvo expuesto, los productos frescos como las carnes esos son los que necesitan más control bromatológico en la hora de poder consumirlos la cadena de frío fundamental”.

Finalmente dijo que no hay que quedarse con la duda y recomienda preguntarle al vendedor de dónde compra el pollo, cuándo lo cocinó y todo lo que se quiera saber. También recomendó que en las compras del supermercado lo último que se cargue en el carrito sea la mercadería fresca, los lácteos, carnes, etc.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario