Es casi como un padre para los alumnos en la escuela de San Francisco. Logró reflotar un criadero de truchas en el paisaje más hostil de nuestra geografía a 4400 msnm y les enseño a los niños a plantar, cultivar y criar para el consumo propio.

Con el correr de tiempo los niños de la zona lograron consolidar un aprendizaje que llena de orgullos a los maestros y a los padres. Las truchas criadas en el lugar y las verduras sembradas en la zona son para el consumo propio y para la venta.

Hoy la comunidad logró consolidar un proyecto que parecía casi perdido. La alimentación de los niños cambió rotundamente y las escuelas dan una muestra más como usinas generadoras de educación y valores.

Una historia de vida que emociona, revaloriza y grafica el sentido de pertenencia y la vocación de los docentes argentinos.

Ser maestro rural en Jujuy

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario