La Escuela Especial de Integración N°3 Santa María Eufrasia Pelletier funciona en la ciudad de San Salvador de Jujuy con graves problemas edilicios e institucionales. Hoy el personal que trabaja ahí se manifiesta preocupado por las condiciones laborales, la precariedad y la inexistencia de inclusión en cuestiones de infraestructura para las 400 personas que asisten.

Graciela Espinoza, una de las que conforma el plantel docente de la escuela expresó “Somos 40 personas aproximadamente entre directivos, docentes, técnicos, administrativos y maestranza. Acompañamos a personas con discapacidad y a quienes son derivados en el marco de la ley de educación a esta modalidad del sistema educativo”.

Según explican sus directivos, por un litigio entre dos instituciones fueron desalojados y llegaron al lugar donde trabajan hoy, lugar que tienen como préstamo y provisoriamente. Una de sus docentes manifestó “Trabajamos con una gran incertidumbre y realmente no sabemos qué comunicar a las familias”.

Tras el litigio en donde fueron desalojados, los legajos que tenían quedaron en el edificio que ocupaban en la calle Bustamante.

Gabriela Espinoza, remarcó que actualmente la escuela Pucarita les cede 2 habitaciones y un baño. En este lugar tienen problemas en el ingreso y el edificio no cuenta con la infraestructura para personas con movilidad reducida, todo esto sin contar otras peripecias como “marcos de madera podridos, techos en pésimas condiciones, baños en donde rebalsa agua y la entrada y salida constante de roedores.”

La preocupación es grande, son 400 personas especiales que reciben atención en esta escuela y 40 trabajadores que desconocen el futuro de su puesto laboral. Espinoza remarcó “Estamos totalmente solos, sufrimos violencia institucional. Algunas veces atendemos en la vereda porque no se puede ingresar”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario