La situación en el Hogar Escuela “Monseñor José de la Iglesia” parece estar lejos de solucionarse.

Los conflictos comenzaron hace varias semanas, con los despidos del director, el vicedirector, cinco docentes, la psicóloga y la fonoaudióloga de la institución, luego de una denuncia por malos tratos realizadas por personas ajenas al lugar, que creyeron ver de lejos esa situación de violencia.

La medida, tomada desde el Ministerio de Educación, fue objetada por los padres de los alumnos del Hogar Escuela, que negaron los malos tratos y realizaron una protesta ante el organismo en contra de los despidos y en reclamo por recientes modificaciones en el funcionamiento del lugar y la atención de los niños que, aducen, están dirigidas al cierre del hogar. Lo que es más, aseguran que ya no reciben las cinco comidas diarias - según indicó la mamá de unos de los chicos a este medio, “solo les dan pan y sopa” - y que están desarmando las camas del lugar.

Esta situación y la denuncia motivaron al fiscal especializado en Delitos Menores, Gustavo Araya, a solicitar una declaración en Cámara Gesell de tres niños: la supuesta víctima de malos tratos y sus hermanos de 7 y 12 años. Los resultados de la pericia determinaron que no hay indicios de malos tratos ni tampoco ningún tipo de lesiones.

Te puede interesar: La Cámara Gesell determinó que los chicos del Hogar Escuela no sufrieron malos tratos

“No advertimos que haya lesiones de ninguno de los niños”, dijo Araya.

Sin embargo, el fiscal indicó que la causa no está cerrada y que continuarán con la investigación a través de otras medidas probatorias, como declaraciones testimoniales. Con respecto a la situación de los directivos y docentes apartados de sus cargos, dijo que en base a esas pruebas se decidirán su acusación o sobreseimiento.

Luego de que se conocieran los resultados de las declaraciones en Cámara Gesell, tanto los padres como el gremio de docentes primarios y los mismos profesionales separados de sus cargos exigieron ser restituidos de inmediato en sus tareas habituales. De hecho, una de esas profesionales señaló que "los cambios en el Hogar Escuela son perjudiciales para los niños".

En relación al conflicto, la ministra de Educación, Isolda Calsina, declaró: “El Hogar Escuela va a seguir abierto, es una institución que alberga a niños de mucha vulnerabilidad, y por lo tanto, a raíz de esta acción, va a funcionar con más educación de calidad”.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario