Una consulta popular realizada por Zelaya con el objeto de reformar la Constitución y permitir más de un mandato presidencial fue la causa de su derrocamiento por las fuerzas armadas el 28 de junio de 2009.

En cambio, Hernández fue autorizado en 2015 por el Poder Judicial y en 2016 por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) a postularse a la reelección en votación dividida, lo que fue rechazado por la oposición política, que alegó que ambos fallos violan preceptos constitucionales.

La carta magna autoriza una sola gestión presidencial en toda la vida de cualquier ciudadano, y esta cuestión fue la que motorizó el golpe de Estado del 2009, apoyado por las dos fuerzas mayoritarias, el Partido Nacional (hoy gobernante) y el Partido Liberal, que se dividió por ese respaldo , así como por el Poder Judicial.

"El venezolano o extranjero que crea que va a venirse a meterse aquí a Honduras, como lo quisieron hacer en 2009, está totalmente equivocado", dijo Hernández el martes pasado, cuando se cerraron las campañas electorales, citado por el diario local El Heraldo, como cuestionamiento a la alianza opositora a la que se enfrentará el domingo.

Pero, según lo reconoció el mandatario, también fue una reacción de apoyo a la advertencia del ex secretario de Estado norteamericano para América Latina Otto Reich, quien sostuvo que "llegaron a Honduras 145 venezolanos camuflados como delegados (electorales) para unirse a la campaña de la alianza opositora".

En busca de evitar la reelección de Hernández, el Partido Libertad y Refundación (Libre) de Zelaya se alió al Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu) y al Partido Anticorrupción, cuyo fundador, Salvador Nasralla, es el candidato a presidente de la coalición.

Esta alianza plantea que la reelección presidencial debe ser autorizada por una reforma de la Constitución, y por eso son partidarios de llamar a una Asamblea Constituyente.

Fuera de esta confrontación quedó la otra fuerza tradicional del país, el Partido Liberal, que inicialmente también se opuso a la reelección de Hernández, cuya legalidad cuestiona, pero finalmente no quiso formar parte de la alianza opositora, y lleva como candidato presidencial a Luis Zelaya, que no es familiar del derrocado Manuel Zelaya.

Honduras espera este año un crecimiento económico entre el 4,1 y 4,5% de su Producto Interno Bruto (PIB), por encima del 3,6% del año anterior, según el Banco Central.

Pero mantiene un nivel de pobreza del 60,9% de sus hogares, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas, citado por la agencia EFE.

La violencia criminal, que hace cuatro décadas no era extrema en este país centroamericano, hace cuatro años lo puso como uno de los más violentos del mundo, con casi 90 homicidios por cada 100.000 habitantes,

Esa cifra se habrá reducido al cerrar 2017 a 42 homicidios por cada 100.000 habitantes, según aseguró el presidente Hernández, pero se mantiene el flagelo de violentas maras, del narcotráfico y la persecución al movimiento indígena, tras el asesinato de su líder y defensora de los derechos humanos Berta Cáceres en marzo de 2016.

Están habilitados para votar el domingo 6,2 millones de ciudadanos para elegir a 3.016 personas que ocuparán cargos de elección popular.

Además de presidente y vicepresidentes, se elegirán 128 diputados al Congreso Nacional, 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y alcaldes y regidores de las 298 corporaciones municipales.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario