El fuego arrasó con uno de los emblemas más notables del mundo católico: la catedral de Notre Dame. Las impactantes imágenes conmovieron al mundo y a muchos ricos del planeta. Por eso empresas francesas y del resto del mundo, más particulares adinerados, confirmaron sus aportes para restaurar la catedral de París.

El poderoso empresario Bernard Arnault, la mayor fortuna de Francia desde el conglomerado de la moda LVMH, dueña entre otras de la marca Louis Vuitton, anunció una donación de 200 millones de euros. Otro empresario, Francois Henri Pinault, quien desde su sociedad Artemis aportará otros 100 millones.

Te puede interesar: Tras el desastre en la catedral hay dudas sobre la resistencia de la estructura

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció en su aparición televisiva de ayer frente al templo incendiado que se organizaría una colecta nacional y en el exterior para juntar dinero para las obras de restauración.

Se calcula que la renovación podría costar cientos de millones de euros durante varios años, incluso décadas, a pesar de que los expertos aseguran que las consecuencias de las llamas podrían haber sido mucho peores, según publicó la agencia AFP.

Te puede interesar: "Se pierden años de cultura" dijo la máxima referente de la Alianza Francesa en Jujuy

Para reparar el templo, que cada año acoge a 13 millones de visitantes –una media de 35.000 personas al día– se necesitarán artesanos especializados y maderas poco comunes. No obstante, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, prometió que llevará adelante la reparación de la catedral.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario