Según cuentan los periodistas Bhadra Sharma y Kai Schultz desde Katmandú, hace unos años, Kami Rita Sherpa, un veterano guía y alpinista que llegó a la cumbre del Everest 24 veces – más que nadie –, encontró huesos humanos cubiertos de hielo surgiendo del campamento base del monte Everest.

Este año, a medida que la nieve del pico más alto del mundo se derrite, comienzan a aparecer más cadáveres en las laderas de la montaña. Muchos de los cuerpos de los más de 300 alpinistas que en las últimas décadas nunca lograron bajar de la montaña más alta del mundo están saliendo a la superficie.

Pero los cuerpos no están solos. Excrementos humanos, botellas de oxígeno usadas, envases de plástico, carpas rotas, cuerdas, escaleras desvencijadas: más de 11 toneladas de basura también están saliendo de la nieve.

Los alpinistas y el gobierno nepalés creen que se trata del resultado del cambio climático, que está derritiendo los glaciares de la montaña.

Ahora surge la discusión para decidir si se recuperan o se dejan ahí los más de cien cuerpos que han aparecido; en especial, algunos increíblemente bien conservados: “parkas decoloradas por el sol delinean los rostros congelados que se tornan del color del carbón”, escriben los periodistas. Pero recuperarlos es una tarea peligrosa: hay que pensar que un cuerpo congelado puede pesar más de 130 kilos y habría que cargarlo sobre profundas grietas con caídas y con un clima que no acompaña.

Esta temporada fue una de las más mortales en la montaña del Himalaya. Hubo al menos once muertes, la mayoría a casusa de los congestionamientos. Luego de eso, el Gobierno de Nepal comenzó a evaluar cambiar las reglas para escalar la montaña.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

Se viene el día del niño ¿ya sabés que vas a regalar?

Ropa
Juguetes
Libros
El amor no tiene precio
ver resultados