Una familia jujeña viajó el viernes que pasó al país vecino de Chile para aprovechar el fin de semana. Llegaron a la localidad de Calama el 8 de diciembre. Les costó conseguir hospedaje pero pudieron alojarse y permanecer hasta el domingo.

El medio de transporte utilizado para llegar al destino fue una camioneta Toyota Hilux con la cual tenían previsto moverse durante los días que permanecieran en Chile. El vehículo pertenece al abuelo de la familia, un hombre mayor que viajo junto a su esposa, sus dos hijas mayores y una nieta de 17 años

El sábado con la intención de aprovechar el viaje y la accesibilidad de precios fueron a un supermercado conocido dejando la camioneta en el estacionamiento.

El ingreso a la zona comercial fue a las 12 del mediodía aproximadamente y salieron 8 horas después dada la oferta del lugar que les permitió comer y permanecer gran tiempo recorriendo. Afirman que cuando dejaron la camioneta notaron presencia de seguridad en el lugar que recorría la zona de los autos.

Al salir no encontraron la camioneta y se dieron con la sorpresa de haber sido víctimas de la inseguridad que viven en Calama día a día. No solo sufrieron el robo de la camioneta sino también la desolación ante ayuda por parte de las personas del lugar.

Una de las hijas del dueño de la camioneta y miembro del grupo de viaje explicó que no recibieron atención médica para las personas mayores del grupo ni un asesoramiento correcto por parte de la policía. Afirman que cuando dieron aviso del robo a las autoridades del supermercado no solo no los ayudaron sino que argumentaron que la situación de inseguridad es conocida y que ellos debían tomar los recaudos necesarios para evitar el robo. También les preguntaron si no habían leído los diarios y visto la televisión chilena que constantemente da aviso de este tipo de situaciones y además exigieron un seguro contra robos con alcance internacional.

Tras la realización de trámites en una dependencia policial y de momentos de incertidumbre con respecto a su situación, acudieron a un familiar para que los busque y así poder retornar a nuestra provincia.

La familia victima de la inseguridad detalló “los mismos taxistas y policías nos decían que a ellos les roban los autos y los tienen que ir a buscar a Bolivia. La mayoría no los encuentra y todo queda en nada”. Al parecer es una situación que se repite con frecuencia y prende una alarma ante la temporada alta que viviremos en los próximos meses.

En dialogo exclusivo explicaron que esta familia quiere advertir a todos los que viajaran a Chile, que como ellos van en busca de días placenteros junto a sus seres queridos y terminan pasando momentos de desolación y tristeza.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario