Ese día es cuando en la liturgia católica se celebra la presentación de Jesús al pueblo y ello conlleva el haber recibido varios presentes entre los que destacaron “oro, incienso y mirra”, otorgándole dichos regalos a “tres reyes” que acudieron hasta Belén siguiendo una estrella desde Oriente.

Melchor, Gaspar y Baltasar le llevaron los regalos y cada uno tenía un significado. Baltasar era el encargado de entregar el preciado oro a Jesús, ya que éste era considerado el “Rey de Reyes” y ese presente era el que estaba destinado para los monarcas y altos dignatarios.

Gaspar obsequió al Mesías con incienso, pues se trataba del hijo de Dios y a las divinidades se les rendía culto en los altares quemando incienso. Melchor ofreció la mirra por que Jesús era hombre y como tal moriría joven, siendo necesaria esa resina para que su madre (María) pudiese ungir el cuerpo sin vida cuando llegase el momento del deceso.

Melchor, Gaspar y Baltasar, aparecen por primera vez en el siglo VI en un mosaico en la iglesia de San Apollinaire Nuovo de Italia. Recién en el siglo XV, los Reyes representan a las tres razas de la Edad Media. Melchor encarna a los europeos, Gaspar a los asiáticos y Baltasar a los africanos.

A partir del siglo XIX, se inició en España la tradición de convertir la noche de reyes, anterior a la Epifanía, en una fiesta infantil con regalos para los chicos, a imitación de lo que se hacía en otros países por la Navidad, en homenaje al santo oriental San Nicolás. La fiesta de Reyes se mantiene en Argentina: hay que dejar pasto y agua a los camellos de los Reyes, y zapatos donde los Magos apoyan los regalos. A la mañana siguiente, todos descubren con alegría que ya no queda agua y que se han comido el pastito.

Debemos tener en cuenta que el 6 de enero también era la fecha en la que, hasta entrados en la Edad Media, se estuvo conmemorando todas las celebraciones alrededor del nacimiento de Jesús, ese día era el del Navidad (que posteriormente fue trasladado al 25 de diciembre), el de la Epifanía de los Reyes Magos y también se recordaba el bautismo de Cristo (actualmente se conmemora el domingo siguiente a la epifanía, cayendo en este 2019 en el 13 de enero).

La tradición de celebrar la festividad de los Reyes Magos podemos encontrarla en algunos lugares de Centroeuropa como Bélgica, Austria, Polonia o Alemania (de hecho, en la Catedral de Colonia se exhibe una arqueta que dice contener las reliquias de los Reyes Magos y que fue llevada hasta esta población por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico I de Hohenstaufen, conocido popularmente como Barbarroja).

También en algunos lugares de Francia, Italia y Portugal podemos encontrar que sigue celebrándose así como en la totalidad de España (el país que mantiene una mayor tradición sobre los Reyes Magos). En aquellos países del continente americano en la que hubo una importante presencia española también se realizan diferentes celebraciones en torno a los Reyes Magos (México, Argentina, Uruguay, República Dominicana, Colombia, Venezuela, Paraguay, Puerto Rico o Cuba) e incluso en algunas partes de Filipinas (antigua colonia española) sigue manteniéndose esta tradición.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

Se viene el 23 de agosto, ¿vas a participar de la Marcha Evocativa?

No se
Si
No
ver resultados