Aquella imagen que recreó José Garay de una mujer sentada con la cabeza gacha frente a la tumba de su hijo traspasó las fronteras y tuvo un alcance sorprendente, inesperado, y sobre todo, gratificante. El hombre de Villa Elisa, Entre Ríos, de 55 años y siempre muy apegado a la historia de la Guerra de Malvinas, decidió plasmar su gran capacidad como dibujante para representar en un papel la foto de esa madre en el cementerio de Darwin, frente a la cruz de su hijo, uno de los soldados que fueron identificados en marzo de este año.

José aún no sabía de quiénes se trataba, lo supo después de publicar su obra y hasta pudo encontrarse con la mujer en un emotivo viaje al Chaco. Sin embargo, en las últimas horas, un mensaje sorprendente llegó a sus redes sociales. Se trataba de un británico, que se comunicó con él para contarle que había tomado el dibujo para realizarse un tatuaje en la espalda.

Tatuaje

No le cambió nada y sólo le agregó dos amapolas rojas, símbolo de la sangre derramada que nació en la Primera Guerra Mundial, dado que estas flores crecían en muchos campos de Francia, sobre los que murieron muchos soldados ingleses. Pero, ¿cuál fue el motivo que llevó a este hombre a hacerse el tatuaje? María Fernanda Araujo, titular de la agrupación Familiares de Caídos en Malvinas, pudo dialogar con el británico. "Me contó que su abuelo murió en la Segunda Guerra Mundial y cuando vio el dibujo, se acordó de su abuela y, en su homenaje, utilizó una imagen argentina para tatuarse. Es algo muy gratificante y es un orgullo que un inglés haya respetado el uniforme argentino".

En tanto, José Garay, autor de la obra, expresó: "Que un británico se haga semejante tatuaje me descolocó. No nos pudimos entender mucho por el idioma, pero me conmovió. Pudo haberle puesto el uniforme inglés y, sin embargo, respetó el dibujo". La rivalidad no le importó ni a uno ni al otro. El dibujo representa una imagen de la Guerra de Malvinas pero refleja también el dolor de perder a un ser querido en la guerra y ese fue el mensaje que entendió el británico.

El viaje a Chaco

Tras publicar su obra de arte en las redes sociales, José Garay fue contactado de inmediato por los familiares de la protagonista de la imagen y fue invitado a la ciudad de Villa Ángela para pintar ese mismo dibujo en un mural que recuerda a Luis Fernández, el hijo de Emilia, de 86 años.

La imágen viral

"No sabía quién era ella ni el soldado. A través del llamado de su familia, pude conocerla y entregarle un dibujo enmarcado", recordó José acerca de su visita a Chaco en mayo. "Ella siempre esperaba que su hijo volviera y con la identificación de su tumba pudo cerrar el círculo", agregó Garay, quien en tres días pintó el mural en el Centro de Veteranos junto con la ayuda de unas profesoras de arte de la ciudad.

"Emilia quedó muy impactada, estaba muy emocionada", agregó José Garay, quien nunca pensó que su dibujo iba a tener semejante repercusión, que iba a abrazar a esa señora a la que retrató sin conocerla, y que esa imagen iba a llegar hasta la piel de un británico.

FUENTE: Crónica
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario