Los mayores partidos opositores de Venezuela decidieron no participar en las elecciones presidenciales de abril ante la falta de condiciones electorales, anunció el martes uno de sus dirigentes.

El vicepresidente del partido Acción Democrática, diputado Edgar Zambrano, dijo que su organización y las Fuerzas Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo decidieron sumarse a la postura que anunció el 16 de febrero Voluntad Popular, la tercera fuerza opositora, de no acudir a los comicios.

“Necesitamos el conjunto de todas las fuerzas de la oposición y desde ese punto de vista si no está Voluntad Popular, si no está Primero Justicia, si no está Un Nuevo Tiempo, pues se hace muy cuesta arriba ir contra una matriz que se va a generar a favor de la no participación”, indicó el dirigente.

La organización opositora Avanzada Progresista, que dirige el exgobernador del estado central de Lara y precandidato presidencial Henri Falcón, espera definir en las próximas horas su postura.

La coalición opositora, que integran una veintena de partidos, inició este mes una serie de consultas para tratar de lograr una posición de consenso sobre las elecciones del 22 de abril pero la decisión se han complicado debido a que algunas pequeñas organizaciones se han mostrado a favor de participar en las elecciones.

El dirigente de Primero Justicia, diputado Jorge Millán, dijo a la AP que para el miércoles la coalición presentará al país las propuestas ante el panorama electoral.

Defender el voto

Al respecto, Zambrano adelantó que la oposición centrará en las próximas semanas su lucha en ”defender la institución del voto en condiciones electorales de equidad, donde prive el legítimo derecho a la defensa y el respeto del árbitro”.

La convocatoria anticipada de los comicios presidenciales que acordó la oficialista Asamblea Nacional Constituyente precipitó el fin de las negociaciones que mantuvieron por un mes el gobierno y la oposición en República Dominicana para tratar de lograr una salida a la profunda crisis que enfrenta el país suramericano y que ha generado preocupación en la comunidad internacional.

Estados Unidos y otros gobiernos de la región, a través del llamado Grupo de Lima, han cuestionado la convocatoria y han pedido al presidente Nicolás Maduro cambiar la fecha de la consulta.

El proceso para las elecciones presidenciales se da en medio de una crisis que enfrenta la alianza de la Mesa de la Unidad Democrática que desde mediados del año pasado ha sufrido recurrentes fracturas luego del fracaso de las protestas callejeras que impulsó la oposición entre abril y julio para presionar la salida de Maduro del gobierno y la instalación en agosto de la Constituyente.

Las divisiones dentro de la oposición son vistas por los analistas como una situación que favorece Maduro quien a pesar de tener un respaldo popular que ronda el 20% y enfrentar una profunda crisis económica figura como favorito para lograr la reelección y gobernar por seis años más.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario