Argentina cosechó respaldos para un plan de créditos con el BID

Los países de la región apoyaron a Argentina para que siga avanzando con la gestión de créditos destinados a infraestructura y desarrollo, que rondan los 6.000 millones de dólares.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, concluyó su participación en las deliberaciones de la 54 Asamblea Anual de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, que tuvieron lugar en Panamá y partirá de regreso esta noche hacia Buenos Aires.

El funcionario mantuvo gestiones con sus pares y en especial con el titular de la entidad, el colombiano Luis Alberto Moreno, que, según indicaron fuentes cercanas al ministro argentino, darán continuidad a la aprobación de créditos del organismo para este año por 1600 millones de dólares y que ascenderán a 6000 millones en los próximos cuatro, en base a los convenios aprobados en  diciembre de 2012.

Un dato destacado durante la cumbre en Panamá fue que Argentina se convirtió en 2012, en el único país que cumplió con la aprobación de la totalidad de los préstamos pautados para el período.

Ningún otro país logró este objetivo pese a que la Argentina cuenta con resistencia de socios como los Estados Unidos, que votaron en contra en varias oportunidades en el directorio de este organismo, y tiene un 30% de poder de voto como prestamista.

Sin embargo, al estrategia de alianza regional de la Argentina con sus pares y otros países sigue firme, y se notó en los encuentros que mantuvo Lorenzino con el ministro de Economía de Uruguay, de Chile, la ministra de desarrollo de Brasil, el ministro de Economía de Panamá, y de Japón, entre otros.

Durante la cena de gala organizada ayer, de la que participó el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, los ministros se sacaron la foto de rigor para la que cumplieron con el protocolo solicitado: llevar una guayabera blanca, un obsequio del anfitrión, y a las mujeres se les indicó llevar vestido para la ocasión.

La cena se realizó en el Centro de Miraflores, mirador del Canal de Panamá, donde los ministros pudieron observar la tecnología de punta del país concentrada en el canal, y en particular cómo funciona el complejo sistema de esclusas que permite la circulación de los barcos.

Otro dato llamativo fueron "las felicitaciones" que recibió la comitiva oficial por la designación del papa Francisco al frente del Vaticano, que mereció unas palabras por parte del gobierno de Brasil durante la reunión de presentación del próximo destino y los objetivos de la Asamblea Anual, que tendrá sede en Brasil.

Lorenzino estuvo acompañado en las deliberaciones, que se desarrollaron en el Centro de Convenciones Atlapa y el hotel Sheraton,  por el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, y por la directora para la Argentina ante el BID, Gabriela Costa.
Participó también de la comitiva oficial, la vicejefa de Gabinete, Ana Tello, entre otros técnicos.

Con el titular del BID, Lorenzino analizó la relación bilateral y pasó revista a la crisis global y la situación económica de la región.

Durante la discusión de la cumbre se ahondó sobre el tenor del impacto de la crisis de deuda en los países desarrollados y en buscar soluciones de financiamiento para el sector privado.

También se expuso la preocupación de que los resultados previstos por dichos países y por el FMI no se cumplieron, y que el Fondo subestimó los efectos negativos de la "consolidación fiscal", el eufemismo para decir políticas de ajuste.

A esta cumbre asistieron unas 3000 personas, entre funcionarios de gobierno, ONG, instituciones financieras, inversores de la región, que organizaron seminarios paralelos y se mostraron interesados por el desenlace del juicio que la Argentina lleva adelante contra los fondos buitre y su impacto a nivel sistémico.

Ello quedo reflejado en los documentos de los bancos de inversión, como por ejemplo el Deustche Bank, donde el argentino Gustavo Cañonero, economista jefe de investigaciones regional, dijo que "parece estar cerca una instancia resolutiva", en un documento denominado "el sentido de un final legal" en esta larga batalla, incierta en el resultado.

El analista apunto a que "la Corte de Apelaciones de Nueva York pareció enfocarse en un rol de ejecutar contratos de los bonos, en vez de alcanzar una negociación entre las partes, lo que es cuestionable a la luz del impacto en terceros afectados", dijo, tras especular con dos soluciones técnicas que podría la Argentina ofrecerle la Argentina a la Corte, y que dicho tribunal podría aceptar, que incluye el pago en bonos Par con un reconocimiento de similar quita en valor presente neto, que tuvieron los canjes 2005 y 2010.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: