Después de declarar por primera vez como sospechoso del presunto asesinato de Alberto Nisman, Diego Lagomarsino admitió que le parecía lógico que el fiscal le pidiera un arma la noche que apareció muerto. "La verdad me va a sacar del medio de toda esta mentira", señaló.

"Alberto me pidió un arma y yo se la llevé. Todo ese plan de mi lado no existe", dijo en una entrevista a Radio Con Vos. “Me la pidió por un tema de protección a sus hijas y me pareció un planteo lógico porque tengo entendido que los fiscales y los jueces tienen derecho a hacerlo", recordó.

Lagomarsino está imputado como partícipe necesario de la muerte de Nisman. Por eso lleva una tobillera electrónica, no puede salir del país y se tiene que presentar cada 15 días en el juzgado de Julián Ercolini. "La tobillera me hace sentir un delincuente, que no soy claramente", expresó el sospechoso.

"Tengo miedo de ir preso, además porque soy inocente. Que me juzgen por llevar el arma, pero no por algo que no es", aseguró el asesor informático del fiscal. "Por lo que dijeron los peritos del Cuerpo Forense, creo que fue un auto disparo. No sé cuál fue el motivo", indicó.

"La verdad es una sola, y en este caso tenemos dos autopsias con resultados distintos, deberían contrastarlas", reclamó en referencia a los estudios realizados por el Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema y los realizados por Gendarmería Nacional.

En su último encuentro con Nisman, Lagomarsino contó que "estaba bien" hasta que se quebró cuando habló de las hijas, que no estaban con él. "Alberto me dijo: 'vos sabes lo que es que tus hijas no quieran estar con vos por miedo a que les pase algo'", señaló en el momento que le llevó el arma. "Nunca pensé que podía llegar a atentar contra su vida", aseguró.

Sobre la investigación, dijo que los peritos de su parte no tienen la orden de investigar una sola hipótesis sino que siempre trabajaron en todas: "Con nuestros investigadores no trabajamos en la idea de un suicidio, trabajamos en lo que pasó".

"Sandra Arroyo Salgado dijo muchas cosas que después se comprobaron que eran falsas", respondió cuando le preguntaron de por qué la exposa del fiscal dijo que lo mataron desde un principio. "Ella dijo que la mano derecha de Nisman empuñaba el arma y que un ejecutor tomó su mano. Ahora aceptó que las dos manos de Alberto estaban abajo, al costado del cuerpo", planteó. Sin embargo, afirmó que no tiene ningún problema en juntarse a hablar con ella: "Desde el primer día que lo quiero hacer".

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario