Un insólito episodio se dio esta semana en el barrio rosarino de Arroyito, cuando un delincuente ingresó a una vivienda forzando la puerta pero luego fue descubierto de la forma más graciosa.

ladron-1.jpg

El ladrón utilizó herramientas para romper la cerradura y entrar a robar a la casa pero, una vez adentro, decidió acostarse un rato a descansar. Al parecer se tiró a dormir una siesta en la cama de la habitación principal y al rato fue atrapado mientras todavía estaba soñando.

Un vecino de la zona había detectado movimientos extraños y llamó al 911 para que fueran a chequear la casa. Fue allí cuando la policía ingresó y sorprendió al delincuente acostado. Fue detenido inmediatamente.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario