Tras la histórica crecida del Pilcomayo y las cuantiosas lluvias que aún azotan el norte de Salta, la realidad de los pueblos damnificados sigue siendo crítica. Más de 300 familias de Santa Victoria Este perdieron todo y más de 4.000 salteños siguen aislados. Entre ellos, hay personas que recién podrán retornar a sus casas en “cuatro o cinco meses”, según informó la ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario de la provincia, Edith Cruz.

“Las familias inundadas, que fueron afectadas la totalidad de viviendas, son 335 del municipio de Santa Victoria Este; y no estoy contando el centro de Ballivián que todavía no hemos podido llegar”, dijo la funcionaria. En cuanto a las personas que quedaron aisladas por la crecida de cañadas y el corte de caminos, detalló: “en Misión la Paz tiene aproximadamente 2.500 personas, en todo su alrededor, y Alto la Sierra, 1.800 habitantes”.

Calificó como “crítica” a la situación que aún vive la población de esta zona, considerando además que las lluvias no paran y entre hoy y mañana se prevé un nuevo pico del Pilcomayo. Es más, desde la Fundación Gran Chaco pidieron a las comunidades tomar sus precauciones ya que el ciclo de crecida del río puede extenderse hasta mediados de abril.

En este contexto, la asistencia del Estado aún no pudo llegar a una zona ubicada “entre los tres municipios de Mosconi, Ballivián y Embarcación, que están prácticamente todos inundados, con el agua que no baja hace más de 15 días”, según indicó la ministra.

Además, “tenemos toda la parte del desemboque de La Esperanza el 40, El Porvenir, Las Flores que también están esperando ser asistidos por puente aéreo porque no hay cómo ingresar por el camino, porque están todos cortados”, agregó.

De esta manera la funcionaria describió un panorama devastador en el norte provincial que demandará millones de pesos y mucho tiempo para reconstruirse. Para ejemplificar, Cruz dijo: “estamos gastando 105 millones de pesos para una obra de unos defensivos de 2,5 km en Misión La Paz; y sin ser del área, yo no creo que sea menor lo que se tenga que invertir en este sector (Curvita y Monte Carmelo), pero solamente para hacer defensas”.

Pero además de las defensas para contrarrestar las crecidas, la ministra explicó que después hay que realizar tareas de limpieza y reconstrucción de viviendas. “Creo que eso va a demandar mucho tiempo; y creo que las familias no van a poder retornar a sus casas por lo menos en 4 o 5 meses”, estimó la titular de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario.

FUENTE: La Gaceta de Salta
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario