Después de la teleconferencia en Buenos Aires, se viene el cara a cara. En las próximas horas el ministro de Hacienda y Finanzas Nicolás Dujovnemantendrá la primera serie de reuniones con inversores en Nueva York, a los que les explicará los pasos del Gobierno nacional en materia económica, que tiene dos elementos principales, que están entrelazados: cómo se cumplirá el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la negociación política para aprobar el Presupuesto 2019 en el Congreso.

Según confirmaron fuentes de Hacienda a TN.com.ar las primeras reuniones tendrán lugar durante este domingo, mientras que mañana cerrará la gira con otra tanda de encuentros con grandes fondos de inversión de Wall Street. El feriado del lunes, en el que no habrá actividad en el mercado cambiario, le dará la posibilidad de extender unos días más cierta "tranquilidad" con el dólar que consiguió la Casa Rosada la semana pasada a partir de una nueva batería de medidas: suba de encajes a los bancos, para que haya menos cantidad de pesos circulando y la licitación de una letra en dólares con una tasa atractiva.

La semana pasada Dujovne mantuvo su primer contacto con grandes inversores desde que la cartera de Finanzas volvió a Hacienda. Anteriormente este tipo de conferencias eran encabezadas por el ahora presidente del Banco Central, Luis Caputo. En ese primer contacto, el ministro explicó a algunos de los "grandes jugadores" de Nueva York cómo serán los próximos pasos del Gobierno.

La presentación que expuso Dujovne llevó como título "La Argentina post acuerdo con el FMI". En ella destacó, en primer lugar, que la "convergencia" hacia el equilibrio fiscal, es decir la eliminación del déficit, será "más rápido" y se adelantará a 2020, mientras antes del acuerdo con el FMI (y antes de la "turbulencia" financiera), ese objetivo estaba previsto para 2021.

Además, la presentación explicitó cuáles son las necesidades de dólares del Gobierno para el año próximo. A pesar del pacto por 50.000 millones de dólares con el organismo financiero internacional, el Gobierno les dijo a los inversores que necesitará unos 8.000 millones de dólares, que "se espera que sean conseguidos en el mercado doméstico". Por lo tanto, el plan de Hacienda no incluye tomar deuda en el exterior.

Otros puntos mostrados por el ministro a los inversores incluyen la hoja de ruta del pago de deuda de los próximos diez años. Los más "cargados" serán el año próximo, 2020 y 2026.

El Gobierno podrá empezar a comprobar la reacción de los mercados recién el martes. La semana pasada logró tener bajo control el precio de la moneda estadounidense después de varias semanas, principalmente por la aplicación de nuevos límites a la capacidad de préstamos de los bancos de forma tal que haya menos pesos "circulando" y disminuir de esa forma la presión sobre el dólar. El jueves, además, licitó las primeras Letes canjeables por Letras del Banco Central, aunque el resultado fue visto como "insuficiente" por el mercado, el Gobierno lo vio como algo positivo.

Unos 8.100 millones de pesos de Lebac fueron cambiadas por este bono corto (a poco más de un año y que pagará una tasa de 5,50%), de los cerca de 550.000 millones de pesos en esos instrumentos de deuda del Banco Central que vencen el 18 de julio. Ese día el mercado tendrá una pulseada con el Gobierno para obtener mejores tasas de interés en pesos a cambio de quedarse en Lebac, o que una "renovación" baja de esos títulos derive en más demanda hacia el dólar.

Las dudas sobre el acuerdo con el FMI

Los inversores mantienen aún dudas respecto a cómo hará el Gobierno nacional para cumplir con ciertas metas establecidas en el acuerdo con el FMI. Una de ellas es el sendero de desinflación. El programa financiero con el organismo internacional implica una meta de inflación máxima para este año de 32%.

Para algunas consultoras privadas, en el estado actual, la inflación proyectada de acá a fin de año estará cerca de 30%, apenas por debajo del límite tolerado por el acuerdo. Según un informe de Ecolatina, "si no se materializan nuevos saltos del dólar en lo que resta del año, la inflación rondaría 13% en el segundo semestre" y como resultado "acumularía 30% a diciembre de 2018, por encima del centro de la meta (27%) acordada con el FMI y apenas por debajo de la cota máxima (32%)".

El reporte afirma que hay motivos para creer que hasta fin de año haya otras razones de presión hacia la moneda estadounidense: "Las presiones inflacionarias seguirán latentes en la segunda mitad del año: todavía no se registró todo el traslado a precios de la reciente depreciación cambiaria. Asimismo, más temprano que tarde, tendrá lugar un reacomodamiento de precios relativos: la reapertura de paritarias y los reclamos de las empresas del sector energético por recomponer la suba de costos producidas por el salto del dólar, dan cuenta de que las tensiones inflacionarias persistirán incluso si perdura la tregua cambiaria".

La consultora incluso arriesga ya que la meta del año próximo también estará comprometida. "La ambiciosa meta de reducción del déficit primario en 2019 impulsará nuevos ajustes tarifarios. Asimismo, la necesidad electoral de recomponer la caída del salario real sufrida este año, impulsará al alza el costo laboral. Por ende, es probable que el año que viene la inflación supere la cota máxima acordado con el FMI (21%)", concluyó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario