Salta. 

Señor y la Virgen del Milagro, sin turistas y reducida

En Salta confirmaron que la procesión por el Señor y la Virgen del Milagro se realizará con protocolos y solo para los salteños de capital.

La celebración por el Señor y la Virgen del Milagro que reúne miles de fieles en Salta cada 15 de septiembre, se realizará finalmente según confirmaron autoridades de esa provincia.

Tras varios encuentros para definir si las multitudinarias actividades presenciales se hacían o no por la pandemia de coronavirus, ayer se confirmó que habrá Procesión con las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro por las calles de la vecina provincia, a la cual concurren habitualmente decenas de jujeños.

Ricardo Villada, ministro de Gobierno, se reunió con el arzobispo Mario Antonio Cargnello, para definir el protocolo para la procesión. "La idea es armar burbujas sobre cada vereda y de esa manera cumplir con el protocolo.", expresó Villada a medios de esa provincia.

El funcionario recalcó que una de las medidas es que no podrán ir peregrinos a la capital salteña y los fieles serán reducidos. Aclararon que para bajar el número de fieles que concurran a la festividad religiosa, habrá actividades en los diferentes departamentos y localidades de manera simultánea, lo que procura que fieles del interior de Salta y de otras provincias, como suele pasar con los jujeños, concurran esa jornada.

Señor y la Virgen del Milagro (Archivo) (1).jpg
Señor y la Virgen del Milagro (Archivo)

Señor y la Virgen del Milagro (Archivo)

Las imágenes circularán sin fieles por la avenida Belgrano y Sarmiento hasta el monumento 20 de Febrero, y en cada cuadra se permitirá que haya gente en las veredas, aunque solo serán mil por cada cuadra. El Arzobispado sacó un comunicado donde exhorta a no peregrinar.

La celebración se realiza cada 15 de septiembre, cuando la feligresía católica del NOA celebra la Fiesta del Milagro. La historia se remonta a 1582, cuando Fray Francisco de Victoria bendijo la ciudad de Salta, fundada por Hernando de Lerma.

8 años después el religioso regresó a España y obsequió dos imágenes para la diócesis de Tucumán, pero el barco sufrió un naufragio y ambas llegaron flotando al puerto de Callao en Perú. "Un Cristo crucificado para la Iglesia Matriz de Salta", decía en la caja.

Por este motivo, las imágenes fueron trasladadas a la vecina provincia y desde 1592 permanecen en ese lugar. 100 años después, el 10 de septiembre de 1692 un fuerte terremoto arrasó con la ciudad tucumana de Esteco y tuvo serias réplicas en Salta. La tierra siguió moviéndose por 5 días por lo que muchas personas acudieron a la Iglesia Matríz, rogaron a la Virgen que tuvieron misericordia y un sacerdote jesuita pidió que realicen una procesión de las imágenes. Al día siguiente la tierra paró de temblar.

Con el correr de los años tuvieron lugar varios sismos más, por lo que los salteños inmediatamente sacaban las imágenes en procesión para que cesen los movimientos.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: