Alejandro David Gareca, un estudiante de la Universidad Nacional de Jujuy, había sido absuelto en una causa por el cultivo de marihuana y la producción de cannabis con fines medicinales. Según habían indicado, su conducta no estaba direccionada a promover, favorecer o facilitar el tráfico de estupefacientes.

La sentencia fue apelada por la fiscalía y revocada por la Cámara Federal de apelaciones de Salta, considerando que la conducta está dentro del delito de siembra y cultivo penado en la Ley 23.737.

Según esta Ley, el hombre podría recibir entre 4 y 15 años de prisión. Esta está destinada a quien “siembre o cultive plantas o guarde semillas, precursores químicos o cualquier otra materia prima para producir o fabricar estupefacientes”, indica Informate Salta.

“El hecho se configuró con el conocimiento que la plantación que tenía era prohibida y estaba a conciencia de que con ella podía obtener estupefacientes, sin importar si hubo una ultraintencionalidad de tráfico o comercialización”, explica el fallo.

La causa inició el 8 de enero de 2018 cuando vecinos de Alto Comedero denunciaron la plantación de marihuana en terreno baldío. El hombre tenía 41 plantas y hallaron 80 macetas vacías con la inscripción “Cannabis Medicinal Jujuy”.

Según la declaración de Gareca, se trataba de una segunda cosecha luego de haber repartido aceite de manera gratuita a pacientes con distintas patologías. Dijo que sabía que era ilegal pero primó la urgencia de las personas que están enfermas.

Además, su defensa ofreció pruebas de programas de los talleres realizados en su capacitación para el uso medicinal de estos aceites y varios testigos hablaron en su favor. Estos fueron los motivos del fallo del juez que le dio la libertad.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario