Un papá tomó la justicia por sus propias manos al agredir a un sujeto que acosaba sexualmente a su hija de 11 años. El padre de la menor se hizo pasar por su hija para hablar con el hombre que le mandaba fotos sexuales y le insistía en que la quería ver pese a saber que era apenas una niña.

En un chat, que tenía su hija con el pedófilo en Whatsapp, se podían ver las preguntas que le hacía. "¿Eres virgen?", era una de las consultas del pedófilo, identificado como Germán Acosta, de 29 años.

Acosta le enviaba fotos de su miembro y le pedía que le mandara imágenes con poca ropa. La niña le contó lo que pasaba a su papá, quien ideó un plan perfecto.

Walter Rodríguez le siguió el juego a Acosta hasta que concertaron una cita donde iban a tener un supuesto encuentro sexual. Se vieron en el barrio de Palermo cerca de donde vive y cuando el padre lo identificó lo insultó, lo golpeó y llamó a la policía.

El padre que golpeó al acosador de su hija dijo que "quería ir a matarlo".Walter Rodríguez contó cómo engañó y se enfrentó al acosador de su hija. Además, se mostró sorprendido que el acusado de grooming este libre: "Tiene que pudrirse en la cárcel".

A Walter Rodríguez le avisó su exmujer que su hija de 11 años recibía "mensajes extraños" de un número desconocido. Entonces, el hombre revisó en detalle el celular, respondió algunos chats y se dio cuenta que del otro lado de la pantalla había una persona que le pedía fotos en ropa interior y que enviaba imágenes desnudo.

Se trataba de Ignacio A. de 29 años, que fue agarrado por el papá de la chica. "Le pedí a mi hija que le dijera que se quedaba sin batería y que le iba a escribir desde el teléfono de una amiguita, yo le escribí desde mi celular y empecé a seguirle el juego", relató Rodríguez a TN.

Rodríguez intercambió mensajes durante varias horas: "Primero me dijo 'Hola mi amor', me pedía fotos, decía que le podía mandar fotos en bombacha, me preguntaba si quería que él me mandaba fotos de su pene".

Más tarde, el acosador le preguntó si podían encontrarse personalmente. "Me dio la dirección de su casa y yo quería ir a matarlo, porque le aclaré varias veces que tenía 11 años y él seguía", contó Rodríguez. Finalmente, el acosador le pidió que se vean en Juan B. Justo y Av. Corrientes, pleno barrio de Villa Crespo.

Rodríguez esperó al abusador de su hija unos minutos en la esquina, sin dejar de ver las fotos que le había enviado a su hija. "No podía contener la bronca que me daba, nunca me voy a olvidar su cara. Apenas lo vi llegar esperé a ver cómo se comportaba, después lo encaré y le pregunté si estaba esperando a mi hija, me dijo que sí y lo agarré a las piñas", contó.

"Cuando estaba en el suelo, saqué el teléfono y le mostré su foto. Me daba más bronca porque me lo negaba y yo le decía que si era machito que me mostrara el miembro a mí", relató.

Rodríguez se mostró indignado con la actuación de la Justicia: "A este sujeto lo dejaron libre. No puedo creer que para que quede preso él tenía que llegar a violar a mi hija, no sé por qué acá funciona todo tan mal que ya está libre porque tengo todas las pruebas, tiene que pudrirse en la cárcel".

"Mi hija está asustada. Todavía no comprende lo que pasó. Hice lo que cualquier padre hubiera hecho, pero no es la forma correcta de reaccionar", se justificó.

Fuente: Perfil

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

Con la lesión de Romero, ¿quién debe atajar en el mundial?

Armani
Caballero
Guzmán
ver resultados