“Existió una asociación ilícita de la cual el jefe sería Pablo Moyano, quien se dedicó a defraudar al club Independiente en la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas y protocolo de acceso a espectáculos deportivos”, asegura Scalera.

Además, destaca que hay responsabilidad y conocimiento de la principal autoridad del club, Hugo Moyano, y el jefe de la organización, su hijo Pablo. Por tal motivo solicitó la detención de este último subrayando que no se puede concebir la idea de que los barrabravas podían actuar aisladamente convirtiendo a la dirigencia en “extorsionados2.

Entre las pruebas están conversaciones telefónicas que se adjuntaron en la causa. “Se invoca claramente a Moyano dando consentimiento en muchas acciones”, dijo Scalera y agregó que “esto fue descartado por el juez y hasta naturalizada la relación”.

En su recusación al juez Carzoglio, se menciona la conferencia de prensa que el magistrado brindó la semana pasada y dijo que “se entiende que hizo públicos datos sensibles de la causa mencionando 12 domicilios que el Fiscal había solicitado que se allanen”.

“Es grave en cuanto a la afectación de la imparcialidad, en la resolución de él como en el pedido había datos muy sensibles de prueba”, finalizó.

FUENTE: Clarín
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario