Los padres de Milagros, una beba de 8 meses, quedaron detenidos en la comisaría de Misiones. Se trata de una joven de 20 años y su pareja de 39 quienes desde la siesta del pasado viernes están arrestados bajo sospecha de haber participado de la violación y muerte de la beba.

Estas personas detenidas por infanticidio tienen a la vez más hijos que hoy se encuentran bajo el cuidado de su abuela.

Milagros Soledad Suárez vivió poco más de ocho meses. Los primeros seis los pasó internada en el sector de neonatología del hospital de Samic de Oberá porque había nacido prematura. Recién entonces pudo volver a su casa con sus padres y este fin de semana la enterraron en el cementerio de Campo Grande. De acuerdo a las primeras pericias, la menor fue asesinada y abusada sexualmente.

La policía llegó el viernes hasta la humilde casilla del barrio “Exruta 14” por un llamado al 911, pero Milagros ya estaba muerta cuando ingresaron al domicilio.

Horror en Misiones: violaron y asesinaron a una beba
 Horror en Misiones: violaron y asesinaron a una beba

Horror en Misiones: violaron y asesinaron a una beba

Pero el caso tomó trascendencia a las 14 de este viernes luego de un llamado telefónico a la sede policial anunció que en una vivienda del barrio “Exruta 14” de Campo Grande, había una menor en grave estado y de tan sólo ocho meses. Cuando los efectivos policiales arribaron al lugar notaron de inmediato la presencia de una joven con una pequeña en brazos, que desesperada suplicaba ayuda porque la beba no reaccionaba.

Como no constataron signos de vida, de manera urgente la trasladaron al hospital local, donde la médica de guardia confirmó el deceso e identificó a la víctima como Milagros Soledad, pero también alertó que la beba presentaba lesiones anales y vaginales, por lo que solicitó de inmediato una autopsia y que se amplíe la información a la Comisaría de la Mujer bajo la presunción que se trataba de un posible caso de “violación seguida de muerte”.

Te puede interesar: Femicidio en Moreno: asesinaron a una joven de 14 años

Su afirmación fue ratificada después por el médico de la Policía, Tomás Guiso, que detectó múltiples lesiones en la cabeza, en la cornea, en las zonas genitales, los glúteos y el hombro. Las marcas se tratarían de maltratos anteriores, y también detectaron indicios de abandono y signos de violencia física en los hermanos de Milagros, tres varones de 7, 5 y 3 años.

Ahora, los tres hermanos de la víctima quedaron bajo el cuidado de su abuela paterna, Rafaela Palacios. “Yo no sé lo que pasó. Lo único que quiero es que mis nietos no se desparramen por ahí. Los quiero cuidar mientras pueda”, manifestó quebrada por el llanto.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario