El primero se trató de 560 gramos de cocaína que estaban escondidos en un envío postal que partiría desde Rosario a Nueva Zelanda.

En un control cotidiano a los paquetes que se envían y se reciben del exterior. En esta ocasión, inspeccionaba encomiendas en el predio de una empresa de correos y, en una de ellas, encontró la cocaína.

El envío constaba de una caja de cartón que guardaba un libro infantil en su interior, que tenía pegadas, en cada una de sus tapas duras, dos bolsas recubiertas de aluminio que contenían la cocaína.

Por otra parte, en Monte Grande, un agente aduanero, acompañado por su perra Emma, detectó 87 pastillas de éxtasis en una encomienda que provenía de Holanda y se dirigía a Tucumán.

El mes pasado, la Aduana detectó 45,3 kilos de drogas en múltiples procedimientos realizados durante los controles de encomiendas internacionales. En total, hubo 13 envíos postales que contenían, en la mayoría de los casos, cocaína y marihuana; también, encontraron pastillas de éxtasis y metanfetaminas.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario