El gobierno de Donald Trump apoyará la renegociación de la deuda argentina en caso de que Alberto Fernández gane las elecciones presidenciales. Sin embargo, ese apoyo vendrá con una advertencia: el rechazo al avance de China sobre sectores estratégicos - considerados de seguridad nacional - de nuestro país. Ese fue el mensaje que recibió el candidato a diputado por el Frente de Todos Sergio Massa, durante una reunión que mantuvo con funcionarios de los departamentos de Estado y del Tesoro durante su gira por Estados Unidos.

Según informó La Política Online, los principales subsecretarios a cargo de áreas hemisféricas de esos departamentos le dejaron claro a Massa que no ven con buenos ojos las posibles inversiones chinas en áreas estratégicas, como telecomunicaciones e infraestructura energética.

La respuesta de Massa fue clara: dijo que Alberto Fernández sabe que, en caso de ser electo, la relación de la Argentina con los Estados Unidos será de colaboración y confianza, pero que no planea tomar partido en la Guerra Comercial entre las dos potencias.

Esta guerra entre Estados Unidos y China no es un tema menor y ya le ha traído problemas a Mauricio Macri a pesar de su alineación con Washington. El Presidente pasó varios desplantes por no aceptar todos los pedidos de Estados Unidos, como el desmantelamiento de la base espacial de Neuquén. Hay quienes dicen, según publica LaPoliticaOnline, que esa fue la razón por la que muchos fondos de inversión salieron del país en abril de 2018.

Este pedido de Trump es similar al de George Bush al gobierno de Néstor Kirchner, que pidió una condena a Irán ante la ONU por el atentado a la AMIA. Kirchner accedió y reestructuró la deuda. Hoy, los enfrentamientos de Washington con Teherán y Caracas son puntos álgidos ante los que cualquier nuevo presidente argentino deberá responder con presión internacional para mantener buenos términos con los Estados Unidos.

De acuerdo con LaPolíticaOnline, algunos participantes de las reuniones de Massa aseguraron que los funcionarios norteamericanos no objetaron la renegociación de deuda "a la uruguaya" propuesta por el equipo de Fernández, que no implica quitas de capital pero sí extensión de plazos, y períodos de gracia en los primeros años.

Sin embargo, de acuerdo con el especialista en deuda Martín Guzmán - también se reunió con Massa - esta estrategia trae consigo el riesgo de depender de un "shock de confianza" para acceder rápidamente a los mercados de capitales. Si ese shock no se diera, la situación se agravaría y el ajuste fiscal debería ser mayor.

massa y economista

Por otro lado, según ese medio, los funcionarios de Trump se interesaron en la agenda de seguridad en la triple frontera, en la expansión de las energías renovables y en el futuro de Vaca Muerta, y que quedaron conformes con el plan de incentivos fiscales que les ofreció el peronista.

FUENTE: LaPolíticaOnline

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario