Bienestar.. 

Cuáles son los alimentos que te harán crecer más

El hierro, calcio, proteínas y vitaminas son algunos de los alimentos que contribuyen al crecimiento de niños y adolescentes, así como en la buena salud de los adultos y en la vejez.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Una buena alimentación contribuye a que la hormona del crecimiento se desarrolle más o menos, y eso significa que es fundamental elegir los alimentos adecuados porque cada uno de ellos tiene sus propios nutrientes.

Crecimiento
El hierro, calcio, proteínas y vitaminas son algunos de los alimentos que contribuyen al crecimiento de niños y adolescentes.

El hierro, calcio, proteínas y vitaminas son algunos de los alimentos que contribuyen al crecimiento de niños y adolescentes.

Cuáles son los alimentos que te harán crecer más

Las proteínas, nutrientes compuestos por aminoácidos, son determinantes en todos los procesos vitales, en especial en el desarrollo y mantenimiento del cuerpo, en el desarrollo muscular de los niños y en su estatura. De hecho, la organización de las Naciones Unidas (FAO) asegura que las proteínas constituyen la base para construir los tejidos del cuerpo -músculos, sangre, piel y huesos- sobre todo en periodos de crecimiento para la energía.

Los carbohidratos son muy importantes en la alimentación infantil porque son una fuente de energía necesaria; constituyen el combustible del cerebro y del sistema nervioso, al mismo tiempo que son los responsables del ahorro de proteínas o la regulación de las grasas.

Aunque las grasas tienen mala fama por su alta carga calórica, conviene tener en cuenta que también son necesarias para el desarrollo del organismo y el alto suministro de energía que proporcionan. Conocidas también como grasas buenas, las grasas insaturadas contribuyen al mantenimiento de una buena salud porque reducen los niveles de colesterol en sangre.

La mayor parte de las grasas insaturadas son de origen vegetal como el aceite de oliva, aceitunas y frutos secos y hacen posible que las Vitaminas A, E, D y K lleguen a las células, protegen el sistema cardiovascular y forman parte de las membranas que recubren los órganos.

Salud
Una buena alimentación contribuye a que la hormona del crecimiento se desarrolle más o menos, y eso significa que es fundamental elegir los alimentos adecuados.

Una buena alimentación contribuye a que la hormona del crecimiento se desarrolle más o menos, y eso significa que es fundamental elegir los alimentos adecuados.

Entre los alimentos ricos en estas grasas buenas destaca el aceite de oliva, el aguacate, las nueces, avena, atún, espinacas, gambas, lubina, salmón, alimentos ricos en Omega 3.

Las propiedades del agua para niños, adolescentes y adultos de todas las edades se centran en regular la temperatura corporal, transportar los nutrientes hasta las células, ayudar a hacer la digestión de los alimentos, favorecer el rendimiento cerebral y abastecer a los músculos cuando aumentan de tamaño. Todo ello ayuda a que el organismo crezca y se desarrolle de la manera más saludable.

Los minerales, junto con las vitaminas, estimulan el funcionamiento del sistema inmunitario y son determinante en el transporte de sustancias. De todos ellos el calcio es el mineral más importante para el crecimiento óseo, determinante en el desarrollo de los niños. Este mineral no solo se encentra en la leche, sino en las espinacas, otras verduras de hoja verde, pescados, legumbres y frutos secos.

Los malos hábitos alimenticios de los niños y adolescentes

De acuerdo con diversos estudios sobre el tema, la gran mayoría de adolescentes llevan a cabo hábitos alimenticios que, aunque parecen algo común a esta edad (derivado de su mayor grado de independencia), perjudican su salud y desarrollo.

Los malos hábitos son una marcada tendencia a saltarse comidas (especialmente el desayuno), comer fuera de casa, consumir en exceso snacks (especialmente dulces, frituras y alimentos chatarra), ingerir con frecuencia comida rápida y practicar y experimentar una gran variedad de dietas o regímenes alimenticios restrictivos.

Estas conductas alimenticias pueden provocar caries, sobrepeso u obesidad, enfermedades crónicas de potencial base nutricional (como enfermedad inflamatoria intestinal, diabetes, artritis reumatoide juvenil y varios tipos de anemia) y anorexia nerviosa.

Además de bulimia nerviosa, hipercolesterolemia (aumento de la cantidad de colesterol en la sangre) e hipertensión.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: