Salud.. 

¿Qué fruta brinda vitamina B12 y aconsejan consumirla seguido?

Es un cítrico extremadamente adaptable que puede ser consumido en variadas presentaciones como mermeladas, zumos o incorporado en pasteles.
Por  Redacción de TodoJujuy.com

La vitamina B12 es un nutriente esencial para el mantenimiento de la salud de las células nerviosas y la sangre, que se encuentra presente en varios alimentos como frutas y verduras, pero también en pescados, productos lácteos y cereales, entre otros. Esta vitamina desempeña un papel clave en la generación del ácido desoxirribonucleico (ADN), el material genético presente en todas las células, y contribuye a la prevención de la anemia megaloblástica, una condición sanguínea que puede provocar fatiga y debilidad.

Dentro del grupo de frutas que contiene vitamina B12 se encuentra la naranja, la cual también es reconocida por sus supuestas capacidades para contrarrestar el envejecimiento prematuro de la piel, disminuir los niveles de colesterol LDL, resguardar el cuerpo contra trastornos cardíacos y reforzar la inmunidad. La naranja cuenta con propiedades adicionales, como la presencia de minerales como potasio y calcio, que son esenciales para el equilibrio de la presión arterial.

image.png

De acuerdo con la información proporcionada por la Fundación Española de Nutrición, esta fruta también provee vitamina C, compuestos flavonoides y carotenoides, y está enriquecida con fósforo, magnesio, hierro y ácido fólico. Gracias a estas particularidades, se presenta como una fruta con propiedades depurativas, antioxidantes, microbicidas y desinfectantes.

Las personas más propensas a tener poca vitamina B12

La carencia de vitamina B12 se origina mayormente por una ingesta insuficiente o una absorción deficiente de nutrientes, como menciona el portal de la organización Come Carne. Asimismo, indicó que estas condiciones tienden a ser más prevalentes en las siguientes circunstancias:

  • Individuos que siguen patrones alimenticios vegetarianos y veganos. Dada la naturaleza de su dieta, enfrentan una probabilidad elevada de experimentar esta carencia.
  • Personas de edad avanzada. Es fundamental considerar que la capacidad de asimilación de nutrientes decrece con el envejecimiento.
  • Aquellos con determinadas afecciones del tracto gastrointestinal. Desde la enfermedad celíaca hasta la gastritis crónica, propician la disminución de los niveles de absorción y almacenamiento de esta vitamina.
  • Individuos que ingieren regularmente medicamentos antiácidos. Puesto que los elementos presentes en estos fármacos contribuyen a la disminución de la habilidad de asimilación de ciertos compuestos. Por esta razón, su uso debe limitarse a momentos específicos y bajo la supervisión de un profesional médico.
image.png

Los diez principales beneficios de consumir naranja

  • Contribuye al óptimo desempeño del sistema digestivo. La naranja destaca por su alto contenido de fibras como pectina, celulosa y hemicelulosa, que favorecen la digestión y optimizan el funcionamiento del tracto intestinal. Este aporte de fibras incrementa el tamaño de las deposiciones y agiliza el tránsito de alimentos en el intestino, resultando valioso en la lucha contra el estreñimiento. Por añadidura, la pectina presente en la naranja tiene la capacidad de absorber agua del sistema digestivo, creando un gel que potencia la digestión y favorece el funcionamiento intestinal.
  • Brinda protección ante afecciones cardiacas. Las fibras presentes en la naranja, en especial la pectina, contribuyen a la reducción del colesterol LDL y los triglicéridos, factores vinculados a la formación de placas de grasa en las arterias. Asimismo, limitan la absorción de grasas provenientes de la dieta, lo que incide en la disminución del peligro de padecer afecciones cardiovasculares tales como infartos, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares. Paralelamente, la naranja contiene notables cantidades de flavonoides como hesperidina y vitamina C, conocidos por sus efectos antioxidantes contundentes, los cuales contribuyen a contrarrestar los daños celulares causados por los radicales libres, favoreciendo la salud de los vasos sanguíneos.
  • Regulación de la tensión arterial. En la naranja, abundan altas concentraciones de potasio, un mineral que propicia la dilatación de los vasos sanguíneos, facilitando el flujo de la sangre y en consecuencia, fomentando la reducción de la presión arterial. Esto se traduce en un beneficio particularmente útil para aquellos individuos que padecen hipertensión.
image.png
  • Contribuye al manejo de la glucosa. La naranja ostenta una riqueza en fibras en su composición, las cuales desempeñan un papel importante en la limitación de la absorción de azúcares provenientes de la ingesta alimentaria a nivel intestinal. Esto conlleva a una gestión más adecuada de los niveles de glucemia, otorgándole a la naranja un potencial significativo como aliada en el abordaje de la diabetes. No obstante, es crucial que su consumo sea supervisado por un nutricionista, ya que también contiene un contenido notable de azúcar.
  • Potencia el sistema inmunológico. La naranja alberga una riqueza en nutrientes como las vitaminas A, B y C, junto con el ácido fólico. Estos componentes actúan como catalizadores para la generación de glóbulos blancos, elementos fundamentales en la prevención y combate de infecciones. Es por esta razón que la naranja juega un papel crucial en el fortalecimiento del sistema inmunitario.
  • Retarda el proceso de envejecimiento. Debido a su contenido en betacarotenos, así como vitaminas A y C, las cuales poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, la naranja se convierte en un contrincante efectivo contra los radicales libres, responsables del deterioro de la piel con el paso del tiempo. Adicionalmente, la vitamina C que contiene estimula la producción de colágeno en la piel, contrarrestando la pérdida de firmeza, la aparición de arrugas y líneas de expresión. Por su parte, la vitamina A protege la piel de los daños ocasionados por la radiación ultravioleta solar.
  • Potencia la salud visual. La naranja ostenta una generosa cantidad de betacarotenos, precursores de la vitamina A, crucial para el mantenimiento de la visión, especialmente en entornos con poca luz. Por consiguiente, contribuye al mejoramiento de la salud ocular. Además del betacaroteno, la naranja también alberga vitamina A en su estructura, amplificando la protección de los ojos y previniendo afecciones visuales como la sequedad ocular y la ceguera nocturna.
image.png
  • Contrarresta la anemia. La naranja desempeña un papel preventivo ante la anemia gracias a su riqueza en vitamina C y ácido cítrico, que favorecen la absorción de hierro proveniente de los alimentos. Este mineral resulta esencial para la formación de hemoglobina, la proteína que transporta oxígeno en la sangre. Cuando hay carencia de hierro en el organismo, surge la anemia. Asimismo, la naranja incluye ácido fólico en su composición, elemento necesario para la generación de glóbulos rojos saludables, fortaleciendo aún más la prevención de la anemia.
  • Promueve la pérdida de peso. Al contar con una notable presencia de fibras y agua que prolongan la sensación de saciedad, reduciendo el hambre, esta fruta se torna beneficiosa para aquellos que buscan reducir su peso. Además, la pectina que se encuentra en la naranja contribuye a limitar la absorción de grasas en el intestino, reduciendo de esta manera el aporte calórico de las comidas.
  • Sostiene la salud ósea. La naranja atesora un contenido significativo de calcio, fósforo y magnesio, minerales esenciales para fortalecer, incrementar la resistencia y la densidad de los huesos. Esto conlleva al mantenimiento de la salud ósea, lo que puede prevenir afecciones como la osteoporosis u osteopenia.
Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: