La proliferación de los opiáceos no tiene freno en Estados Unidos y crece de la mano de un escándalo judicial. Tanto que sustancias como el analgésico OxyContin emergen como factores de lo que algunos califican como “la peor crisis por drogas en la historia del país”. Un grupo de más de 500 ciudades, condados y tribus de nativos americanos presentaron una demanda masiva en la que se acusa a todos los miembros de la familia Sackler, que son los propietarios y máximos responsables de Purdue Pharma, la empresa que elabora el OxyContin en ese país.

A diferencia de otras demandas, en esta se acusa de forma directa a los propietarios del negocio.

La iniciativa judicial abarca a 26 estados y ocho tribus de nativos y acusa a los Sackler de vulnerar la legislación, a sabiendas, para enriquecerse mientras, según la acusación, miles de personas mueren.

Los Sackler deben su fortuna principalmente a Purdue Pharma. “Esta nación encara una adicción sin precedentes a los opiáceos que fue iniciada y perpetuada por esta familia” indica el documento presentado esta semana en el Tribunal Federal del distrito sur de Nueva York.

Los acusados replicaron en un comunicado que las alegaciones carecen de sustento y que sólo se persigue crear un estado de opinión, y no de justicia, para imputarlos por toda esta crisis.

La situación en Argentina

En Argentina, el Oxycontin es ofrecido por Mundipharma Pharmaceuticals SRL, un laboratorio de Estados Unidos que en 2016 se instaló en nuestro país.

"Lo seguimos vendiendo", confirmó a Clarín Martín Gravano, gerente general del laboratorio, al ser consultado sobre el polémico medicamento.

Gravano explicó que Mundipharma es una compañía independiente de Purdue Pharma. Por lo tanto, "no tenemos mucho reporte" sobre lo que sucede en Estados Unidos y "no tenemos comunicación con ellos", señaló.

Fuentes de la Anmat confirmaron a este diario que el analgésico está registrado en el país, que se vende bajo receta oficial y que en el sitio oficial del organismo se informa sobre sus componentes y efectos adversos.

El Oxycontin es un analgésico que se ofrece en comprimidos de 10, 20 y 40 mg. Está indicado para el tratamiento del dolor moderado a severo, cuando la administración continua durante las 24 horas del día de un analgésico es necesaria por un extenso período de tiempo.

"No lo vendemos mucho. Es pequeño (a nivel mercado), para nosotros. No es muy utilizado en Argentina. Cada país tiene sus particularidades, y en Estados Unidos se toma mucho más", señaló.

El presidente Donald Trump declaró la crisis de opiáceos como emergencia de salud pública. Unos 2,4 millones de estadounidenses son adictos a estos fármacos y como consecuencia 90 de ellos mueren cada día.

Los estadounidenses mueren ahora más por sobredosis que por accidentes automovilísticos. En 2017, el último año del que se tienen datos, las drogas provocaron la defunción de 70.000 personas y los opiáceos fueron el motivo principal que condujo a más muertes por sobredosis.

No sólo es la oxicodona. Los fallecidos por el efecto del fentanilo, un opiáceo sintético, se ha incrementado en un 1.000% desde el 2011, según el centro de control de enfermedades y prevención de Estados Unidos. Otra de las conclusiones es que, desde 2016, las muertes de hombres son casi tres veces superiores a las de mujeres, sobre todo entre los 15 y los 34 años.

FUENTE: Clarin
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario