El delantero francés Antoine Griezmann se mostró disgustado por la airada reacción del Atlético de Madrid a raíz de su llegada a Barcelona, donde fue presentado con la ilusión de obtener los grandes torneos ausentes de su palmarés.

"Es una pena lo del Atlético. Nos pusimos de acuerdo, pero finalmente cambió. Es como es, hay que aceptarlo", afirmó el francés después de posar con su nueva camiseta azulgrana con el dorsal 17.

Esperado desde hace semanas, la llegada del jugador campeón del mundo con Francia desencadenó una guerra entre el futbolista, su nuevo club y el Atlético de Madrid, que pone en cuestión el precio del traspaso.

La cláusula de rescisión de Griezmann se abarató el 1 de julio de 200 millones de euros a 120 millones, cantidad que abonó el Barça el pasado viernes para liberar de su contrato a su nueva estrella.

Pero el Atlético denuncia que el delantero y el club catalán cerraron el acuerdo en marzo, con la competición todavía en marcha, y reclama los 200 millones de euros que hubiera costado entonces. Según el diario deportivo español As, el club madrileño llevará el caso a la FIFA.

"Veremos cómo evolucionará pero no veo que tenga ninguna evolución posible para ellos, porque no hay nada", dijo Josep Maria Bartomeu, presidente de Barcelona, asegurando que solo contactaron con el entorno del jugador una vez él anunció a mediados de mayo que se iría del Atlético.

Intentaron negociar con el club madrileño para flexibilizar el método de pago pero no fue posible y tuvieron que pagar la cláusula al contado. "Ha sido una operación compleja", reconoció Bartomeu, explicando que necesitaron pedir un préstamo de 35 millones de euros y avanzar el cobro de 85 millones de euros de facturas pendientes de ventas de otros jugadores.

"Hice pocas cosas malas pero importantes en mi pasado, pero nunca me arrepentí de nada porque es algo que quería hacer. Quería demostrar lo que no se ve. No jugué con ninguna de las dos partes. Lo más importante es que al final estamos juntos y si hay que pedir perdón será en el campo que es donde mejor hablo. Con asistencias podemos arreglarlo todo",

El jugador reconoció que "siempre es difícil dejar una casa, un sitio donde te sentías muy cómodo, que es tu familia". "Solo tengo admiración y respeto hacia ese club. Lo he dado todo en el campo desde el principio hasta el final de la temporada y no tengo ninguna vergüenza", insistió.

FUENTE: TN

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario